• Lunes 20 octubre 2014, 10:03 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión

La situación del club azulgrana | ENTREVISTA CON EL EXDIRECTOR DE RELACIONES EXTERNAS DEL BARÇA | El final de una etapa

Manel Estiarte: «A veces Pep me decía: 'Me gustaría volver al filial y solo pensar en fútbol'»

Jueves, 31 de mayo del 2012 Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
DAVID TORRAS / JOAN DOMÈNECH
BARCELONA

Se ha pasado cuatro años al lado de Pep Guardiola, el amigo que le embarcó en esta aventura y con el que ahora se irá. Cuatro años inolvidables para un deportista inigualable que vivió seis JJOO en el agua donde era el Maradona/Messi del waterpolo, pero al que el Barça le ha dado algunos de los momentos más intensos de su vida.

Manel Estiarte, durante la entrevista con EL PERIÓDICO. JORDI COTRINA

Mover la secuencia hacia la izquierda Mover la secuencia hacia la derecha
Manel Estiarte, durante la entrevista con EL PERIÓDICO.
Manel Estiarte, durante la entrevista con EL PERIÓDICO.
Manel Estiarte, durante la entrevista con EL PERIÓDICO.
Manel Estiarte, durante la entrevista con EL PERIÓDICO.

Edición Impresa

Edición Impresa

Versión en .PDF

Información publicada en la página 42 de la sección de Deportes de la edición impresa del día 31 de mayo de 2012 VER ARCHIVO (.PDF)

-Se va. ¿Cómo se siente?

-Ahora bien, quizá porque hemos ganado la Copa, quizá porque todo se ha serenado. Me voy con orgullo y convencido del sentimiento de fidelidad que tengo. Pero a la vez me entristece dejar algo increíble, algo que no volverá nunca; dejar al mejor jugador del mundo, al mejor equipo del mundo, al mejor club del mundo. Dejo de trabajar con mi mejor amigo en una situación inmejorable. Pep eligió, en una decisión discutible o no, aunque yo estaba muy próximo a su planteamiento. No le veía feliz, y no era culpa de nadie, ni de los jugadores ni del club.

-¿Cómo vivió los últimos días?

-Con cierta soledad por algunas cosas que leí y que escuché de algunos. Concluí que no habían entendido nada de lo que he hecho, de cómo lo he hecho, ni han querido saberlo. Ha hablado de mí gente que ni me conoce. Me he sentido…

-¿Menospreciado?

-El deporte me ha enseñado que en la vida al final lo que queda son los amigos de siempre y la gente que te quiere. Soy el primero que sé que me he equivocado. Mi prioridad fueron Pep y el equipo. Yo estaba en medio. Resulta muy difícil que los 22 jugadores confíen en ti sabiendo que eres el mejor amigo del entrenador y puedan pensar que eres su espía. Y mi mayor orgullo es que me han aceptado entre ellos ahí abajo.

-Hablaba de que se ha sentido solo.

-Me ha durado un día. ¿Sabe qué es lo que más me ha dolido? Escuchar esta frase de más de uno, dos y tres periodistas, jefes de medios: 'Cuando las cosas os vayan mal, no os quejéis'. No es justo reclamar la exclusividad de alguien o de algo. He escuchado que yo hacía muecas en las ruedas de prensa. Hombre, es que si a Xavi le preguntan si había alguna relación entre el doping y el cáncer de Abidal… ¡Claro que hice mala cara! Alguna vez he tenido la sensación de que entre dos o tres periodistas intentaban pillar a Pep, preguntando y repreguntando para tenderle una trampa.

-¿Cómo se explica la tensión final tras el relevo de Tito?

-Ha durado una hora, un día. Imagínenselo: desde octubre te planteas dos posibilidades: si estamos con fuerzas, seguiremos todos, y si no, nos iremos. Y cuando surge la tercera, te sorprendes. Hablo por mí. Es una oportunidad para Tito, para todos los colaboradores. Y es la mejor para el club. Pero no todas las personas reaccionan igual ante eso: unas necesitan una hora, otras un día y otras no entienden las cosas nunca.

-A pesar de ser tan amigos, ¿le ha sorprendido Pep?

-Sobre todo su capacidad para gestionarlo todo. Una de las frases que más me impactó, y la repitió por separado al equipo y a todo el staff: 'Ayudadles porque así os ayudaréis'. Igual la sacó de un libro, da igual, pero debes pronunciarla y ponerla en práctica cada día. Y encima leo que si era egoísta, soberbio… Pero si este tío se desvivía por ayudar.

-No todo el mundo lo ha mirado con buenos ojos.

-Miren, igual Pep no me habla en dos semanas, pero como volvemos a ser solo amigos y ya no es mi jefe, lo contaré. En su última renovación tuvimos una discusión. Quería repartir una parte de su ficha entre mucha gente que ha colaborado. Me negué. Ya teníamos ficha, unos premios, y nos sentíamos recompensados. La lista era larguísima: no solo estaba casi todo el staff, sino también conserjes, otros empleados y gente del Barça B… Pues repartió todo el dinero que cobró del Banc de Sabadell. Y encima escuchamos a un árbitro decir 'la pela es la pela' al recriminarle su participación en los anuncios… Pep tiene muchos defectos y no es perfecto. Se ha equivocado en las alineaciones, en la preparación, vale, pero acusarle de según qué cosas…

-Pues se ha hecho y no solo desde fuera. También aquí.

-Repito, no se ha apartado de un patrón: defender al club. Quien estuviera. Una vez opinó de gente de fuera del club, cuando los exdirectivos, o sus familiares, transmitieron su angustia por las repercusiones económicas de la moción de censura y de eso se creó un mundo. Alguna vez ha dicho que le hubiera gustado volver al filial para pensar solo en fútbol, que es lo que realmente le gusta.

-¿Se queda usted más con las vivencias que con los títulos?

-Hay secretos que nunca desvelaré. Pero explicaré uno de los momentos más impactantes del vestuario. Quizá Pep se enfade. Recuerdo una charla, en una fase en la que nos costaba, que estábamos cansados, cuando se hablaba de los arbitrajes, y Pep nos reunió a todos. 'Señores, ¿os dáis cuenta cuando os sentís cansados y pensamos que la vida es difícil que un compañero vuestro ha jugado 13 partidos con un monstruo que se lo comía por dentro? Vale, estamos cansados, hay excusas, pero hay prioridades: estamos bien de salud y Abi nos ha dado un ejemplo a todos'. Podría recordar mil frases. Dicen de Pep que es un gran motivador, pero la motivación ha sido día a día obrar con profesionalidad y sinceridad. Me dijo: 'Manel, no les podemos engañar nunca porque nos pillarán y cuando nos pillen, hemos palmado'.

-¿Se va por el desgaste?

-Son ya cuatro años. Pep me razonaba: 'Más allá de que me siento cansado, sé que les podría dar mucho el año que viene, muchísimo, pero no todo. Siento que les traicionaría: a ellos, a mí, a la institución. Sé que dejo algo único porque volveremos a ganar'.

Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Deportes