El Periódico

ÁRBITROS

Los árbitros podrán suspender partidos si se producen insultos desde la grada

Uno de los problemas más graves del fútbol es el comportamiento en las gradas, además se pretendrá la obligación de saludo final en los partidos

EFE / Barcelona

Martes, 2 de febrero del 2016 - 17:40 CET

Los árbitros catalanes tendrán la potestad de parar los partidos e incluso, llegado el caso, suspenderlos para erradicar los insultos, la xenofobia y la violencia de género que se puedan generar en las gradas de los encuentros. Inicialmente se realizará una prueba piloto en partidos de fútbol y fútbol sala de categoría infantil preferente. Así lo ha decidido la junta directiva de la Federación Catalana, que activará el protocolo de antiviolencia para erradicar actos incívicos durante el fin de semana del 13 y el 14 de febrero.

"Esta campaña es el proyecto más importante y de más responsabilidad que la Federación quiere tirar adelante de cara al futuro de nuestro fútbol. Es absolutamente necesario para practicar con normalidad el fútbol, ya que va a la raíz de uno de los problemas más graves de nuestro fútbol: el comportamiento en las gradas", ha asegurado Andreu Subies, presidente de la FCF.

La temporada pasada se puso en marcha la campaña "Basta de violencia en el fútbol", sustituida en la presente por: "Cero insultos en la grada" y que supondrá detener los partidos cuando el público profiera insultos o amenazas. "A finales de temporada se realizará un informe y se llevará a la Asamblea para aprobar el cambio de reglamentación y poder garantizar que los partidos se disputen con total normalidad", ha indicado Subies.

Otras de las medidas recogidas en esta campaña será la obligación de saludo final del partido entre jugadores, entrenadores, delegados y árbitros. La idea es que tanto la FCF como sus comités, con el apoyo de los clubes catalanes, regulen el comportamiento de todo el entorno del fútbol y el fútbol sala para que en las gradas reine un comportamiento ejemplar.

El Barça habría cerrado la operación por el central en 30 millones de euros con las variables incluídas

El exrepresentante del Dybala explica las razones por las que el jugador prefirió quedarse en la Juventus