• Domingo 21 diciembre 2014, 13:42 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión

Fútbol en yardas

El fútbol americano cumple 25 años en España con L'Hospitalet y Badalona en la élite a pesar de las pocas ayudas

Domingo, 3 de febrero del 2013 - 19:29h. Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
JOSÉ MARÍA EXPÓSITO / Barcelona

Mientras las diferentes categorías del Futbol Club Can Buxeres acaban de entrenar, noche cerrada desde hace horas, por la puerta del campo comienza un desfile de siluetas. Según llegan a los vestuarios, dejan caer su carga.

El 'quarterback' John White (centro) dirige una jugada casi como un técnico más. FERRAN NADEU

Jugadores de los Dracs entrenan los movimientos laterales en Montigalà. CARLOS MONTAÑÉS

Cada golpe seco contra el suelo da la señal de que otro de los vigentes campeones de España de fútbol americano ha llegado, con su casco y su coraza a cuestas. Son los jugadores de los Pioners de L'Hospitalet.

Entrenamiento nocturno

Al otro lado de Barcelona, la escena se repite. En el municipal de Montigalà, los Badalona Dracs aguardan su turno, también el último, para empezar un entrenamiento que desafiará al frío hasta la medianoche.

Son los dos equipos más laureados de España (seis ligas cada uno) y esta temporada, en la que se cumplen 25 años de casi todo en este deporte, volverán a luchar por el título de la LNFA Élite. Los dos comenzaron con victoria la semana pasada.

Super Bowl

Pero su realidad nada tiene que ver con la de EEUU, donde la Super Bowl congregará este domingo a más de 100 millones de telespectadores. Aquí las yardas, la pelota ovalada y los 'touchdowns' suenan a algo extraño. Ajeno. Americano.

Para muchos, el fútbol americano en España son los Barcelona Dragons (1991-2003). Y sí, ese equipo profesional fue un punto de inflexión, pero esta historia empieza mucho antes, en un bar de Badalona una tarde de diciembre de 1987, cuando tres amigos fundaron los Badalona Drags (ahora Dracs). "Un sueño de cuatro locos", dice Willy Grande, capitán de los Pioners.

Unos meses después, el 19 de marzo de 1988, TV-3 retransmitió el primer partido: Drags contra Palermo Cardinals. Ya iba en serio.

Primera liga catalana

Enseguida nacieron los Pioners y, en Barcelona, los desaparecidos Boxers y los Búfals del Poblenou, que formaron la primera liga catalana, a la que se fueron sumando equipos de toda España.

Con 40 jugadores por plantilla, tuvo mérito reunir a tanta gente. "Ahora con internet ves lo que quieres cuando quieres, pero entonces solo tenías los resúmenes de la NFL de Berraondo en TV-3", recuerda Chus Fernández, coach defensivo de los Dracs, que lleva 20 años como técnico.

Supercopa

"En los inicios hubo un boom de clubs y aficionados", rememora Álex Grande, vicepresidente de los Pioners. La NFL trajo los Dragons a Barcelona porque la semilla ya estaba plantada. Olió el negocio. "Yo recuerdo ver a 21.000 personas en el Estadi Olímpic para una Supercopa entre Boxers y Osos", reivindica Ferran Llinàs, capitán de los Dracs.

Aquella final se disputó en 1989, antes de que los Dragons del entrañable Jack Bicknell, ganadores de la World Bowl en 1997, se afincaran en Montjuïc, con medias de 30.000 espectadores y un récord de 49.000.

Legado

¿Cuál fue el legado de la NFL Europa? "Trajo jugadores y técnicos de EEUU y pudimos aprender de ellos, pero también frenó a la gente, que pensó que para jugar a esto tenías que ser muy grande", analiza Fernández. "Visto con perspectiva, los Dragons se llevaron gran parte de la atención mediática, patrocinios y espectadores de nuestra Liga --opina Álex Grande--. Las comparaciones eran muy duras. Un partido de los Pioners estaba a años luz".

Pero los Dragons volaron y los Pioners y los Dracs, pese a las dificultades del deporte 'amateur', cumplen ya 25 años. Trabajar la cantera es vital. "El tema es de dónde sacas chavales que quieran jugar a esto", plantea Alfonso Molongua, responsable de las categorías inferiores de los Dracs. "Badalona está plagada de clubs de fútbol y encima el Joventut", lamenta.

Equipos femeninos

Pero de la necesidad hacen virtud y a veces logran que un niño que juega a fútbol o básquet pruebe el fútbol americano y se enamore. No es fácil en un deporte en el que, según la posición, puedes no tocar el balón en toda la temporada y dedicarte a proteger a un compañero. O compañera, porque el club badalonés cuenta con un equipo, las Drac Girls, en la LNFA femenina, como las Reds de Terrassa y las Rookies de Barberà. Las chicas suponían el 15% de los federados en Catalunya en el 2011 (181 licencias femeninas por 1.023 masculinas).

La clave es el boca oreja, pero visitas a escuelas y entrenamientos abiertos son algunas de las estrategias para captar vocaciones cada vez menos tardías. "Antes empezaba mucha gente con 20 o 25 años, pero ahora el que comienza a esa edad ya no alcanza el nivel del resto", explica Grande. La cosa funciona ya al revés, como en los Wolves de Sarrià de Ter, que empezaron como equipo de flag (modalidad sin placajes para chavales) y esa base fue subiendo categorías hasta crear el equipo sénior.

Refuerzos estadounidenses

Al contrario de los Dragons, los equipos de la LNFA Élite están formados por jugadores locales y dos o tres refuerzos estadounidenses, jugadores universitarios a los que la vida trae a Europa y que buscan dónde seguir jugando. Para los clubs son una bendición.

Teo Polanco, entrenador neoyorquino de los Pioners y seleccionador nacional, casi los considera parte del cuerpo técnico. "Igual que aquí el fútbol, allí juegan a fútbol americano en el patio, lo ven por la tele... Dan un toque de calidad y enseñan a los jugadores de aquí", explica el 'head coach', que llegó a Catalunya con los Dragons y se quedó cuando desaparecieron.

Pagar por jugar

Ninguno de sus hombres está aquí por dinero. Al contrario. Cascos y corazas no son baratos. "Nos tenemos que pagar la ficha y hasta los desplazamientos", explica Willy. "En lugar de pagar por ir al gimnasio pagan por jugar aquí", apunta Chus Fernández.

La crisis ha minimizado las ayudas públicas. Y si al partido van 100 o 200 espectadores, hay que cuidarlos para que vuelvan. "Intentamos jugar de pase, más espectacular. Antes jugaba gente más fuerte, porque venían los cachas, pero técnica y tácticamente ahora se juega muchísimo mejor que hace 15 años", explica el vicepresidente del club hospitalense, que estrena un conjunto de cheerleading, con chicos y chicas, dirigido por Selena Leo, el 50% del dúo Sonia y Selena.

Alquiler muy alto

Los Pioners, que van a por su cuarto doblete Liga-Copa consecutivo, jugaban sus partidos en el Complex Esportiu L'Hospitalet Nord, pero un alquiler demasiado alto les han llevado a exiliarse al estadio Joan Serrahima de Montjuïc. Hace unas semanas no pudieron entrenar porque en el campo de Can Buxeres --donde José Corbacho rodó la serie 'Pelotas'-- alguien se llevó el cobre del cableado eléctrico.

Estar de prestado también genera anécdotas en Badalona. "Alguien de un club de fútbol nos preguntó, antes de un partido, si era necesario que pintáramos las líneas de las yardas. 'Hombre, pues sí', le dije. Y me replicó que si no podía pintarlas de otro color. ¿Qué hago? ¿Las pinto de verde?", relata Molongua, algo harto de que los clubs de fútbol se crean con más derechos sobre las instalaciones municipales.

Imaginación

Acaba el entrenamiento de los Pioners y ni rastro de los postes en forma de Y característicos del fútbol americano. Tampoco en Badalona, donde desvelan el secreto: descansan desmontados en el cuarto del material y solo se sacan el día del partido. ¿Cómo se ensaya el chut a palos? "Apuntas a la portería de fútbol, te imaginas dos palos que suben y si pasa por dentro es que has anotado". Así de fácil.

Noticias relacionadas

 
Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

También en elPeriódico.com