El Periódico

Entradas MOUSTACHE

FINAL DEL EUROPEO DE BALONMANO

Alemania deja a España con una plata amarga en el Europeo de balonmano

'Los Hispanos' se estrellan ante Wolff, elegido mejor portero del torneo, y se quedan sin billete directo a los Juegos de Río (24-17)

Alemania deja a España con una plata amarga en el Europeo de balonmano

EFE / STANISLAW ROZPEDZIK

El alemán Erik Schmidt tapona el tiro de Gedeón Guardiola durante la final del europeo de balonmano.

JOSÉ MARÍA EXPÓSITO / BARCELONA

Domingo, 31 de enero del 2016 - 19:19 CET

Tampoco a la cuarta pudo ser. España se ha quedado este sábado a las puertas de su primera corona continental al perder en la final contra Alemania por 24 a 17. Una derrota sin paliativos, fundamentada en la incapacidad de los Hispanos para superar la defensa rival y a su portero, Andreas Wolff, y que obliga a la selección de Manolo Cadenas a jugarse en abril el billete a los Juegos de Río en un preolímpico con dos plazas en juego y con Eslovenia, Suecia e Irán como rivales.

Manolo Cadenas

SELECCIONADOR ESPAÑOL

«Es imposible darle un valor a esta plata hoy. Las finales son para ganarlas, pero no hemos estado a nuestro nivel»

Otra medalla internacional para el balonmano español que, sin embargo, deja un sabor amargo. La eliminación de Francia, Dinamarca y la anfitriona Polonia en cuartos suponía una oportunidad única para proclamarse por fin campeón de Europa. Tras un torneo irregular, las buenas sensaciones de la semifinal ante Croacia se desvanecieron a medida que Wolff –elegido mejor guardameta del torneo ya antes de la final, en la que detuvo casi la mitad de los lanzamientos (16 de 33, 48%)–, frustraba cada ataque hispano.

«Es imposible darle un valor a la plata esta noche. Es una pena porque las finales son para ganarlas. Queríamos hacer nuestro juego y no hemos estado a nuestro nivel», dijo Cadenas. «No nos han dejado entrar nunca en el partido», reconoció.

España necesitó casi siete minutos para anotar su primer gol (Valero Rivera, máximo anotador del Europeo, desde siete metros) y casi 12 para sumar el primer gol en juego (de Raúl Entrerríos, nombrado MVP del campeonato). Alemania ya gozaba de una ventaja de hasta 5 goles (7-2, m. 15), y eso que Arpad Sterbik también estaba inspirado en la otra portería (44% de paradas en la primera mitad). El 10-6 al descanso refleja la inspiración de los guardametas y el atasco en ambos ataques, especialmente el español (33% de acierto).

SUPERIORIDADES DESAPROVECHADAS

La mejor noticia era el marcador, que permitía soñar con una reacción, pero en la reanudación seguía costando dios y ayuda batir a Wolff, mientras los alemanes ya veían rendijas ante Sterbik (14-8, m. 38). Los árbitros castigaron la dureza defensiva germana con ocho exclusiones, pero España no supo aprovecharlo. «Faltaba fluidez incluso con superioridad numérica y cuando conseguíamos llegar con mucho trabajo, ahí estaba Wolff», lamentó Cadenas.

Arpad Sterbik

PORTERO DE ESPAÑA

«No sé qué es lo que ha podido pasar, pero hoy no ha salido nada bien. No hemos estado ni cerca de pelear por la victoria»

Dos penaltis fallados en un minuto por Rivera y Cañellas, seguidos por dos tantos también en un minuto de Häfner le dieron la puntilla a España (16-9, m. 45). Cinco minutos después, en el tiempo muerto, Cadenas pidió a sus hombres «sacar el orgullo y acabar bien el partido», consciente de que el marcador de la final iba a emborronar la medalla conseguida. «No es la primera vez que no encontramos gol, cuando delante hay grandes rivales nos cuesta mucho hacer de 20 a 24 tantos», reconoció después el técnico leonés.

La juventud alemana se impuso a la experiencia española. Ni llegar a Polonia con cuatro bajas ni sufrir dos lesiones durante el torneo ha frenado la revolución del islandés Dagur Sigurdsson, que a medio torneo incorporó a Häfner para que resolviera la semifinal con tres tantos en la prórroga y se convirtiera en el máximo goleador de la final (7). Alemania se llevó su segundo Europeo y estará en Río. España debe esperar.

Ficha técnica

Alemania (24): Wolff; Reichmann (3), Wiede (-), Pekeler (2), Lemke (-), Fath (3) y Dahmke (4) equipo inicial, Lichtlein (ps), Sellin (1p), Strobel (1), Schmidt (1), Hafner (7), Kuhn (1), Ernst (-), Pieczkowski (-) y Kohlbacher (1)

España (17): Sterbik; Tomás (4, 3p), Maqueda, Entrerríos (5), Antonio García (2), Rivera (1p) y Aginagalde –equipo inicial–, Gurbindo, Ugalde (1), Cañellas (1), Morros, Baena, Guardiola, Del Arco y Dujshebaev (3).

Marcador cada cinco minutos: 1-0, 5-1, 7-2, 8-4, 8-5 y 10-6 (Descanso) 12-7, 14-8, 16-9, 18-12, 22-14 y 24-17 (Final)

Árbitros: Gjeding y Hansen (DEN). Excluyeron por dos minutos a Schmidt (2), Kuhn, Kohlbacher, Pekeler (2), Sellin y Lemke por Alemania; y a Guardiola (2), Morros y Raúl Entrerríos por España.

Incidencias: Final del Europeo de Polonia 2016 disputado en el Tauron Arena de Cracovia ante unos 15.000 espectadores.

En pleno Barça - Real Madrid, La Pulga y CR7 se concedieron una tregua