El Periódico

EL DURO RALLI SURAMERICANO

El Dakar transportará 300.000 litros de agua a Bolivia

La sequia que padece el país de Evo Morales, donde ha llovido un 30% menos que el año pasado, obliga a un gran despliegue de cisternas

El Dakar transportará 300.000 litros de agua a Bolivia

AFP / FRANCK FIFE

Miles de bolivianos esperan ver pasar el Dakar.2017.

Viernes, 30 de diciembre del 2016 - 19:07 CET

Joan Barreda (Honda), en la etapa de Uyuni (Bolivia).

Marc Coma, pentacampeón del Dakar y director deportivo del maratoniano ralli suramericano, que arrancará, el próximo lunes, en Asunción (Paraguay), reconoce que uno de los mayores quebraderos de cabeza de la nueva edición de la prueba que anualmente abre el calendario deportivo mundial, es la escasez de agua que existe en estos momentos en Bolivia, el segundo país que visitará la carrera, a partir del cinco de enero. La organización francesa del Dakar llevará, desde Argentina, seis inmensos camiones cisterna, con 25.000 litros de agua cada uno (300.000 litros en total), para abastecer a la caravana dakariana.

“Ha llovido un 30% menos que cualquier otro año y la verdad es que hace tiempo ya que funcionan las restricciones”, ha comentado Coma, que se ha reunido en diversas ocasiones con el gobierno de Evo Morales para poder solucionar el problema de cara a la carrera. “Hemos decidido que transportaremos, desde Argentina, nuestra propia agua en enormes cisternas y, por tanto, Bolivia no se tendrá que ocupar de nosotros”.

ADAPTARSE A LAS CIRCUNSTANCIAS

Marc Coma

DIRECTOR DEPORTIVO DEL DAKAR

"Es un problema, sí, pero hace tiempo que preparamos la solución con Bolivia y el Dakar será autosuficiente e, incluso, trataremos de ayudar a la población en lo que podamos"

“Nuestra intención, desde el momento en que se nos informó del problema, fue reorganizar la logística de la competición para tratar de aligerar al máximo la implicación de recursos humanos y materiales bolivianos, que necesita el país para ayudar la población a superar la situación que atraviesa", indicó Coma en conversación con EL PERIÓDICO. En ese sentido, el director de la carrera aseguró que los competidores y sus acompañantes, se adaptarán estrictamente a todas las obligaciones que el gobierno boliviano quiera implementar de cara al paso de la competición por su territorio.

Se da la circunstancias Amaury Sport Organisation (ASO), los dueños franceses del Rally Dakar, tienen depositadas grandes esperanzas, en cuanto a dureza y espectacularidad, en las etapas que transcurrirán por Bolivia, todas ellas a más de 3.000 metros de altura durante seis días de competición, entre ellos el durísimo paso por el salar de Uyuni. Son muchos los que recuerdan aún que más de un centenar de personas tuvieron que visitar, el pasado año, el centro médico del ralli durante cada uno de los días que el Dakar pasó por Bolivia.

En el vestuario están depositadas buena parte de las esperanzas en la visita del Sevilla al Bernabéu dentro de dos semanas