El Periódico

Promo Descarga cartilla camiseta champions

BALONCESTO / EL TOP 16 DE LA EUROLIGA

El Barça exhibe su poderío en Estambul y humilla al Fenerbahçe

Mickeal, Tomic y Huertas brillan en el recital coral de los azulgranas, que refuerzan su liderato

LUIS MENDIOLA
BARCELONA

Viernes, 22 de febrero del 2013

Tomic lanza sin oposición ante la mirada de McCalebb y Tripkovic.

Un enorme abismo se abrió ayer en Estambul entre dos equipos que iniciaron la temporada con idéntica etiqueta de favoritos en la Euroliga y que, confrontados sobre una cancha de baloncesto, parecen vivir en mundos muy diferentes.

Para el Fenerbahçe, el equipo que ejercía de anfitrión, el partido de anoche se convirtió en una humillación. Sufrió el equipo dirigido por Simone Pianigiani, líder de la Liga turca, reciente vencedor de la Copa de su país, uno de las derrotas más dolorosas que se recuerdan en la competición (60-99). Para el Barça Regal, en cambio, el encuentro que abría la segunda vuelta del Top 16 europeo fue un golpe de autoridad -llegó a vencer por 43 puntos (41-84)-, una demostración de talento y confianza, en la línea de las últimas semanas, lo que ha llevado al cuadro de Xavi Pascual a encadenar 12 triunfos en Europa y en la Liga Endesa.

MORAL REFORZADA / Animado en el camino por el trabajo y sus vivencias, el Barça ha acabado por creerse su papel. A estas alturas, pasa por ser un equipo poderoso, solidario, sobrado de ambición, como demostró con una nueva exhibición coral. En fin, por ser uno de los equipos más en forma de Europa, si no el mejor.

Igual que sucedió hace siete días en Tel-Aviv, el Barça acabó ayer con cinco jugadores en dobles dígitos, lo cual dice mucho de su maduración como colectivo. Pero también volvieron a aparecer solistas como Mickeal (17 puntos y 4 rebotes en 21 minutos), Tomic (14 puntos y 4 rebotes en 23 minutos) y Huertas (12 puntos y 4 asistencias en 15 minutos) que dieron aún más realce a la victoria. De Estambul, el Barça salió como líder sólido del Top 16, con ocho victorias y una sola derrota, precisamente ante el Khimki, el rival que recibirá la próxima semana el Palau.

McCALEBB Y BOGDANOVIC / En cambio el Fenerbahçe dio la impresión de que está lejos de cuajar como proyecto y que, a estas alturas, es solo un refugio económico para su nómina de estrellas. Un equipo sin alma. Fue a base de tirones individuales como intentó contrarrestar a un Barça poderoso, que dominó en ataque y en defensa (limitó a 6 puntos a su rival en el segundo cuarto), que apabulló en la zona y en el rebote (49 por 32 de su rival) y que actuó de forma más solidaria (21 asistencias por 15).

Exprimiendo el talento de McCalebb (17 puntos y 4 asistencias) y de Bogdanovic (18 puntos, con tres triples), intentó resistir el Fenerbahçe, pero ya al llegar al descanso (19-50) se hizo evidente la aplastante superioridad azulgrana, momento en el que la mayoría de jugadores turcos decidieron bajar los brazos.

Eso permitió al Barça un partido plácido, más de lo esperado frente a un rival que se jugaba la vida (solo suma dos victorias), y también concedió la oportunidad a Pascual de dosificar al máximo a sus hombres, en un momento de la temporada en que el descanso vale oro. Navarro solo jugó 18 minutos, pero los rentabilizó al máximo (13 puntos, con 3 triples). Y el partido sirvió a jóvenes como Marko Todorovic (4 puntos y 4 rebotes en 10 minutos) y a piezas secundarias como Ingles, que solo tiene ficha ahora en la Euroliga (13 puntos y 6 rebotes en 16 minutos), para reivindicarse.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario