El Periódico

Curiosidades

Un ladrón con pocas luces

El aspirante a caco pensó que el sistema antirrobo de las tiendas de telefonía móvil no se le resistiría

El aprendiz a ladrón pensó que corriendo podría robar el teléfono sin problemas.

ZOOM-IN

El aprendiz a ladrón pensó que corriendo podría robar el teléfono sin problemas.

EUGENIA BATLLE / Barcelona

Martes, 26 de marzo del 2013 - 18:52 CET

Un joven intenta robar un teléfono móvil mientras la dependienta está distraída. El aprendiz a ladrón quizás no se da cuenta de que el teléfono está protegido por un sistema antirrobo o bien confía en que podrá arrancarlo de golpe.

Las cámaras de seguridad de la tienda muestran cómo el joven mira hacia atrás para tener controlada a la dependienta y, en un momento determinado, agarra el móvil con fuerza y se dispone a salir corriendo. Pero inesperadamente hay algo que impide su hurto: un cable de acero que sujeta la base del teléfono.

Salida avergonzado

El dispositivo, intacto y enganchado a la mesa de la tienda, desconcierta al ladrón. Sorprendido, se acerca a la mesa para ver lo que ha sido capaz de detener su carrera y el robo. La dependienta se percata y se dirige hacia él. No se sabe qué se dicen, pero el aspirante a ladrón baja la cabeza y sale desanimado del establecimiento, sin conseguir su cometido.

Defendido por Luis Enrique con contundencia, la directiva del Barça mueve sus hilos para que Arda Turan abandone el club este verano

Tarde de locos en la que el Barça podría firmar a un delantero o quedarse sin los deseados