• Domingo 23 noviembre 2014, 08:10 h

elPeriódico.com

Regístrate | Iniciar sesión
En busca del éxito

Otro verano sin pelotazo

'Waka Waka', 'Sick of love', 'Applejack' y 'La guagua' aspiran a convertirse en la melodía de las vacaciones

Ninguna de ellas lo ha conseguido aún

Lunes, 26 de julio del 2010 Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
LUIS TROQUEL
BARCELONA
Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Canción oficial de la Copa del Mundo de fútbol, 'Waka waka', cantada por Shakira.

Aestas alturas de julio lo normal es que ya sepamos de qué mal nos hemos de abrasar. Y todo indica que, al igual que en el 2009 (y en el 2008 y en el 2007), tampoco surgirá esa canción que nos descoloque y se convierta en fenómeno por sí misma. Porque el Waka Waka de Shakira es más un efecto colateral del Mundial de fútbol que otra cosa. Casi un simple anuncio de la FIFA. Como el Sick of love de Robert Ramírez es la sintonía del programa El club del chiste. O el Pa panamericano, casi la banda sonora del también televisivo Tonterías las justas. O el Wavin' flag, de K'naan y David Bisbal, publicidad directa de Coca-Cola... Aunque difícilmente ninguna destrone la hegemonía en las pistas de David Guetta y Lady Gaga.

Mover la secuencia hacia la izquierda Mover la secuencia hacia la derecha
Sick of love, de Robert Ramírez, el gol más inesperado.
<i>Wavin¿ flag,</i> de K¿naan y David Bisbal.
Tras el éxito del año pasado, Estrella Damm apuesta esta vez por el grupo The Triangles.
Sick of love, de Robert Ramírez, el gol más inesperado.
Juan Luis Guerra y Enrique Iglesias atacan juntos y separados.
Juanes prende la mecha estival con Yerbatero.

Más información

Edición Impresa

Edición Impresa

Versión en .PDF

Información publicada en la página 102 de la sección de (vacia) de la edición impresa del día 26 de julio de 2010 VER ARCHIVO (.PDF)

CANCIONES A PATADAS
El Mundial de fútbol aún marca el ritmo

Igual no hay canción del verano, pero no será por canciones veraniegas... A patadas las hay. Y si tienen coartada futbolística, mejor que mejor. Que Shakira ganaría por goleada estaba cantado. Que por algo su Waka Waka oficiaba de himno designado por la FIFA. Además, jugaba en casa: hoy por hoy no hay otra estrella de un país no anglosajón tan aclamada en todo el planeta. Y hablando de lenguas, ¿alguien entiende cómo a una colombiana se le ocurrió traducir así la versión inglesa original? Convertir el lema This time for Africa en Porque esto es África suena a broma premonitoria. Con lo sencillo y maleable que hubiera sido un simple «Es la hora de África» (o el aún más literal «Es tiempo de África»). Por no hablar de la estampa tarzanesca del vídeo, con la materia prima musical sudafricana (tesoro idóneo donde los haya para estos fastos) relegada a simple comparsa. La polémica, sin embargo, llegó por otro lado. Tras ser tachada de plagio, al final la sangre no llegó a los tribunales. El dominicano Wilfrido Vargas desmintió que hubiera interpuesto una demanda. Es innegable que la famosísima canción que compuso para Las chicas del Can en los años 80, El negro no puede, tiene idéntico coro afro, pero en realidad tampoco era suyo: tanto él como Shakira lo tomaron prestado, literalmente, del estribillo popular camerunés Zangalewa.

En el regateo de canciones ligadas al Mundial destaca también Wavin' flag, del rapero somalí K'naan, en cuya versión para los países hispanoablantes participa el ubicuo David Bisbal. A nivel casero, El Chinchilla se adelantó al triunfo español con La Roja Selección y La Húngara, actual reina del flamenco pop, canta por tangos (y por sus propios nombres) a todos los jugadores en la recién editada Yo soy español. El gaditano Moquete ha salido del anonimato con Locos por la roja y de rebote, hasta Los Sobraos se han marcado un tanto en su regreso a los escenarios con la pegadiza Un beso muy happy, mediáticamente amplificada gracias a la fogosidad de Iker y Sara.

LA DEL PULPO
El cefalópodo Paul y otros frikis del montón

Incluso las predicciones del pulpo Paul se han convertido en canciones. El clave chicle-punk a cargo del californiano Parry Gripp, a ritmo de reggaeton por El Almirante Juan y, aún en plan más verbenero, también loan sus dotes adivinatorias La Banda del Capitán Canalla. Sí, aquellos que cantaban Que vuelva Georgie Dann. Que por cierto, ha vuelto. Una vez más. El rey de los chiringuitos, que justamente popularizó en España El negro no puede (aunque sin el coro afro de marras), regresa con Los huevos. Sin ningún doble sentido. No como Horchata de chufa, que canta King África con los muñecos Trancas y Barrancas. En vez de «bailarrrrr» exclama «chufarrrrr» entre rimas como «Manos en el aire, manos en la nuca/ Mueve la cadera y mueve la chufa/ Chufa para alante / chufa para atrás». Y ni siquiera falta «la pajita». Pero, para frikadas, la de Isaac Caballito de Mar (exprometido de Falete) cantando Que me secuestran, porque el tsunami de Karmele Marchante no pasa ya ni de marejadilla.

SINTONÍA RECONVERTIDA
El mejor chiste del club de Antena 3

Otra constante de las pistas estivales son los temas dance en inglés no materno. Este año, la que mejor chuta es Sick of love, del español Robert Ramírez. Tiene 42 años y hace casi 20 formaba parte de La Década Prodigiosa. Experto en encargos televisivos, compuso esta pieza como sintonía del programa de Antena 3 El club del chiste. ¡Y lo que se habría carcajeado si alguien le hubiese pronosticado que iba a convertirse en el rival número uno de Shakira!

Sin canción bandera pero con una batería de hits, nadie está haciendo bailar tanto este verano como el DJ francés David Guetta, el jovencísimo Justin Bieber o la omnipresente Lady Gaga. También pisan fuerte Bob Taylor y la rumana Inna con Déjà vu, y bajo el nombre de Yolanda Be Cool, dos autralianos rememoran en Pa panamericano el clásico Tu vuò fa l'americano. No es la única vieja melodía del mítico Renato Carosone recuperada este año. Ely-T también ha puesto al día Il pericolo numero uno, la donna, cuya versión original bordeó la incorrección política hace nada en una desconcertante campaña publicitaria (de los grandes almacenes menos dados al escándalo que existen).

Otros australianos y otro anuncio: The Triangles y Estrella Damm, que intentan repetir con Applejack el exitazo publicitario del año pasado. Al más puro estilo Beach Boys, quienes ya hacían canción del verano antes de que en España y otros países playeros acuñásemos la etiqueta. Y para guiños al grupo surf por antonomasia, el burbujeante regreso de Katy Perry cantando Californian Girls entre olas de algodón.

Y otro revientapistas, Pitbull, participa en el nuevo hit anglófilo de Enrique Iglesias, I like it, con una cita incluida a aquel «Fiesta, forever» que repetía Lionel Richie en All night long.

GOLES LATINOS
Una vez más, del Caribe las traen ellos....

En esta ocasión, el hijo más listo de Julio Iglesias ataca al mismo tiempo en inglés y castellano con otra canción, Cuando me enamoro, a dúo con Juan Luis Guerra, quien, a su vez, también combate simultáneamente en varios frentes: por su cuenta ha convertido La guagua en sustituto ideal de aquel «Señor conductor, acelere» , hoy del todo inapropiado.

Le pese a quien le pese, lo latino ya no es un boom sino un statu quo. Alejandro Fernández tiene cuatro discos entre los 50 más vendidos, Marc Anthony y Chayanne llevan varias semanas instalados en lo alto de las listas y Enrique Iglesias ha recuperado con su disco bilingüe el número uno. Juan Magan es en realidad oriundo de Badalona, pero pasa por caribeño con su combinación de electro, reggaeton y merengue en Te gusta. Y el mexicano Xerónimo ha escogido España como base de operaciones y la canción Fugitivo como declaración de principios.

Incluso el Píntame del puertorriqueño Elvis Crespo (que ya triunfó hace 11 años) vuelve a sonar con aún más fuerza desde que se supo que varios jugadores de la selección la coreaban en el avión de regreso a España tras la victoria. También se ha sumado al carro futbolero el colombiano Juanes, que presentó su nueva canción en el concierto de apertura del Mundial. Y la verdad es que es todo un gol. De hipnótico estribillo y con el llamativo título de Yerbatero; término común en Medellín que sin embargo, en nuestras latitudes, suena tanto a chamán como a médico sin licenciatura o triste camello.

¿Cerraremos la temporada con fumata blanca? ¿Le tocará a alguna de estas, o a otra recién llegada, el premio gordo y terminará consagrándose en melodía estival por excelencia de este año? Bienvenida sea (sea cual sea), porque la verdad es que muchos estamos ya hasta el waka-waka del ídem. O al menos, hablemos con propiedad (intelectual o no). La canción del verano del 2010 no se llama Waka Waka, sino Zangalewa. Y en cuanto a música se refiere, la copa del Mundial se la debería haber llevado Camerún.

Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Comentario + votado

ver todos

Ocio y Cultura

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado