El Periódico Economía

+Innovación

Martes, 18 de abril del 2017

Jaume Feliu, de Pymelegal.

Cumplir con todo referente a la LOPD (ley orgánica de protección de datos) y a la LSSICE (ley de servicios de la sociedad de la información y el comercio electrónico) no es tarea fácil para las start-ups y pymes. En vez de destinar recursos (personal y tiempo) para adaptar sus webs y servicios electrónicos a las diferentes normativas, pueden contratar servicios como los de Pymelegal, una empresa que desde el 2014 ofrece una adaptación de los negocios a la leyes «en solo 20 minutos».

Jaume Feliu y Xavi Álvarez pusieron en marcha Pymelegal en el 2013, y lanzaron la plataforma web para clientes en el 2014. «A través de una serie de formularios sencillos e intuitivos basados en la actividad de la compañía nuestros clientes pueden tener en pocos minutos toda la documentación a la que obligan las leyes. La plataforma genera toda la documentación necesaria, nosotros validamos que todo sea correcto, y después la empresa solo tiene que encargarse de implantarlo», señala Feliu. Son las famosas condiciones de servicio, los avisos legales, los términos y condiciones... «El pago es único, pero también ofrecemos hacer un seguimiento», agrega.

Tras lanzar el servicio de adaptación a la LOPD y la LSSICE, también han incorporado la opción del registro de marcas. Y, desde hace poco, han lanzado dos nuevos servicios de ámbito legal on line: recuperación de dominios y redacción de los términos y condiciones de una app.

La empresa también ofrece una modalidad partner: ofrecen su plataforma a gestorías externas, que adaptan la plataforma con su imagen y ofrecen esos servicios a los clientes. «En vez de tener una persona generando toda la documentación, usan nuestra plataforma optimizando recursos», agrega Feliu.

Son tres empleados, el año pasado facturaron 65.000 euros, y trabajan en una nueva ronda de hasta 200.000 euros.

La renovación de Leo se está fraguando; su padre está en la ciudad condal