El Periódico Sociedad

LA INVERSIÓN EN I+D

El CSIC necesita 75 millones antes de finales de año para evitar un "cataclismo"

Los recortes públicos han ocasionado un déficit de 102 millones de euros

El mayor organismo de investigación de España tiene más de 13.000 trabajadores

EL PERIÓDICO / Madrid

Martes, 9 de julio del 2013 - 19:18 CEST

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) necesita "imperiosamente" una inyección de 75 millones de euros más antes de finales de año para evitar un "cataclismo", según ha explicado en rueda de prensa su presidente, Emilio Lora-Tamayo. La situación, ha añadido, es "mucho peor que delicada".

El CSIC, el mayor organismo de investigación de España, con más de 110 centros repartidos por todas las comunidades autónomas, es responsable del 20% de la producción científica española. En él trabajan más de 13.000 personas, de las cuales unos 4.500 son doctores científicos.

Lora-Tamayo ha explicado que desde 2008 el CSIC ha recibido por parte del Gobierno 180 millones menos, lo que sumado a una disminución en la obtención de recursos propios ha provocado un déficit de 102 millones de euros.

El pasado 28 de junio, el Gobierno aprobó un crédito extraordinario para I+D de 104 millones de euros, de los que 25 fueron para el CSIC. Según los cálculos de Lora-Tamayo, el CSIC necesita otros 75 millones para que no se acabe "la gasolina". "¿Hasta cuándo durará el coche?, pues depende de la velocidad que lleve", ha añadido. El presidente del CSIC ha agradecido el esfuerzo del Gobierno al haber aprobado los primeros 25 millones, pero "se necesitan otros 75".

"Este equipo no ha generado el déficit del CSIC, que ha venido siendo paliado por los remanentes", ha constatado Lora-Tamayo. En este sentido, ha relatado que el pasado año, donde la situación ya empezaba a ser "angustiosa", el CSIC encargó un informe a la Inspección General de Hacienda. En él se dibujaba un panorama difícil para el organismo, que ha pecado de excesiva burocracia e inapropiada contabilidad.

Plan de viabilidad

Ante esto, el CSIC puso en marcha un plan de viabilidad, con medidas de ajuste para reducir el gasto y aumentar los ingresos. "El plan de ahorro está en marcha y está dando sus resultados", según Lora-Tamayo, quien ha apuntado que en el 2012 el CSIC logró ahorrar 60 millones de euros y este año lleva ya 36 millones.

Entre las medidas llevadas a cabo, el cierre de centros de investigación del CSIC durante dos semanas en verano, lo que se va a repetir este año en una veintena, y no volver a convocar, por ejemplo, el programa JAE (junta para la ampliación de estudios).

En 2009 el déficit ya fue de 78 millones, en 2012 ascendió a 111 millones y la estimación para 2013 es de 102 millones.

Esta situación se hubiera evitado, según cálculos de Lora-Tamayo, si desde 2009 el CSIC hubiera obtenido 500 millones de euros más, entre transferencias del Gobierno y recursos propios. Ahora, la paralización en los últimos años de nuevos programas de personal y los ajustes del plan de viabilidad elevan la necesidad de presupuesto adicional para este año a 100 millones (los 25 ya acordados por el Gobierno y los 75 que hoy ha reivindicado).

Fuentes de la Secretaría de Estado han indicado a la agencia Efe que el Consejo de Ministros ya aprobó 25 millones de euros y que Economía trabaja para que tengan otros 50 millones antes de final de año.

Imagen internacional

Lora-Tamayo, quien ha negado que la imagen internacional del CSIC se esté resintiendo, ha manifestado que no quiere perder recursos humanos y ha lamentado que la tasa de reposición de empleo público para el CSIC sea solo del 10 % (en el 2012 se sacaron 21 plazas fijas y cinco este año): "Es testimonial, así no vamos a llegar lejos".

Ante las dudas suscitadas por algunos directores de los centros de investigación del CSIC, Lora-Tamayo se reunirá con ellos y los gerentes esta tarde para explicarles los pormenores de las cuentas. Allí adelantará que de los 75 millones nuevos, 50 se destinarán a proyectos y 25 al funcionamiento.

Opinión de la COSCE

La Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE) ha instado al Gobierno a "cumplir su palabra de no dejar de caer al CSIC". Además, ha señalado que la crisis del organismo de investigación es "la crónica de una muerte anunciada" y que desde la confederación ya se había alertado "todos estos años" del "importante descenso de su presupuesto".

El presidente de la COSCE, Carlos Andradas, ha señalado en un comunicado que este año los presupuestos disminuyeron "un 10%", una reducción que el Ejecutivo "presentó como un artificio contable" al asegurar que "esos fondos se recuperarían en las convocatorias de proyectos". "Pero estas no han salido", ha recordado Andradas.

El 4 de julio fecha clave; si se presenta a la pretemporada del PSG quedaría casi descartado