El Periódico

Canet Rock 2015

Català de l'any 2012

los premios de el periódico

Homenaje a Espriu

Vaccaro muestra a EL PERIÓDICO el proceso de realización de la estatuilla del Català de l'Any

La obra está dedicada al poeta catalán

El escultor Ricard Vaccaro nos abre las puertas de su taller en La Llagosta y nos enseña cómo ha moldeado las esculturas del Premio Català de l'any 2012.

MÒNICA TUDELA Foto: M. TUDELA

El escultor Ricard Vaccaro nos abre las puertas de su taller en La Llagosta y nos enseña cómo ha moldeado las esculturas del Premio Català de l'any 2012.

MARINA MUÑOZ BENITO
LA LLAGOSTA

Miércoles, 8 de mayo del 2013

  • Vaccaro, en su taller, trabajando en el premio Català de l'Any 2012.

  • Vaccaro, en su taller, trabajando en el premio Català de l'Any 2012.

Els homes no poden ser si no són lliures. Este categórico dictamen del poeta Salvador Espriu, extraído de La pell de brau -una de sus obras más famosas y reivindicativas- y convertido en toda una declaración de principios en los tiempos que corren, ha sido para Ricard Vaccaro, el autor de los premios del Català de l'Any 2012, la principal fuente de inspiración para la creación de la estatuilla de esta nueva edición. El galardón, que lleva inscrita esta significativa sentencia y que recogerá la personalidad que el 14 de mayo se proclame Català de l'Any 2012, se erige así, con la voluntad del artista y con motivo del centenario del nacimiento del poeta, en todo un homenaje hacia la figura de este autor catalán.

«Quería darle una cierta trascendencia», señalaba hace unos días el artista durante el proceso de realización de la pieza. Vaccaro afirma que no ha dejado de pensar tanto en toda la gente que contemplará el galardón como en la persona que lo llegue a recibir. «Una persona, seguro, con muchos valores, que se ha significado por el país», apunta, muy orgulloso de este encargo, el artista. «Me hace mucha ilusión», añade.

Esta pequeña obra de arte, una pieza única elaborada en polimetacrilato, ha sido creada expresamente para la ocasión. La estructura florece de su extremo inferior, collado a la base, donde se repite múltiples veces, en tono negro y azul, el nombre de Salvador Espriu. «Las palabras se levantan y no vuelven nunca más a tierra, están siempre a nuestro alrededor», comenta Vaccaro, justificando la forma de la pieza.

Además, «es un homenaje en general, un resumen de años muy difíciles y la frase de Espriu representa todo lo que está pasando», explica el artista, de origen catalán y con ascendencia italiana. «Ya nos quedan pocas cosas, y ser libres es una de ellas», añadió Vaccaro, desde su taller de La Llagosta (Vallès Oriental), haciendo referencia a la implacable crisis.

La nobleza del metacrilato

La importancia del material radica, para el artista, en el valor de convertirlo en una obra de arte. «Trabajo según la necesidad que tengo y, como siempre digo, todos los materiales son nobles», comentaba, mientras mostraba a dos periodistas de EL PERIÓDICO, soplete en mano y con una rígida barra de polimetacrilato, las técnicas empleadas en la creación del premio del Català de l'Any. «Son las personas las que a veces no son nobles», apunta sin rodeos el artista, que también ha sido el encargado de realizar las dos placas con las que este diario reconocerá la Millor Iniciativa Empresarial y la Millor Iniciativa Solidària (premio Mercè Conesa) del 2012.

El azul y el negro, los colores de las diferentes inscripciones que culminan la pieza -puramente abstracta y donde priman las ondulaciones y la sinuosidad-, no están escogidos al azar. La selección está cargada de simbolismo. El azul alude al Mediterráneo y, el negro, al crudo contexto actual. «Somos mediterráneos, del cielo al agua; y el negro es un color potente y acorde al momento complicado: bastante negro», explica Vaccaro, que asegura que todo lo que vive influye mucho en sus creaciones. «Lo reflejo con toda la fuerza del impacto que me causa», señala.

Este artista catalán, nacido en 1946 en Barcelona y que por tercer año consecutivo es el encargado de elaborar el galardón del Català de l'Any, cuenta con una larga trayectoria en esculturas públicas y también dedica parte de su tiempo a la pintura. Uno de sus proyectos actuales: ver crecer a sus nietos rodeado de arte.

Vea el vídeo de esta

noticia con el móvil o

en e-periodico.es

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario