El Periódico

DIRECTO Sigue el Barça-Getafe

Pies sin ampollas

La fricción de la piel desnuda contra un nuevo zapato o sandalia puede llegar a provocar una herida

Lunes, 13 de mayo del 2013 - 18.48 h

Con la llegada del calor llega un periodo delicado para los pies. Debido principalmente al cambio del tipo de calzado como a las nuevas condiciones climatológicas nuestros pies pueden sufrir determinados problemas. Pasamos de un calzado cerrado a uno abierto, además de prescindir de calcetines o medias que, en gran medida, protegen los pies.
Rozaduras y ampollas,
son algunos de los problemas más frecuentes. Las primeras se deben a la fricción de la piel desnuda contra el nuevo zapato o sandalia y pueden llegar a provocar una herida. Las segundas tienen la misma etiología, pero en este caso, en vez de lacerar la piel, ésta se levanta acumulando líquido debajo.

Actuar con rapidez es imprescindible y, en estas situaciones, los antiampollas de Dr. Scholl (7,83 euros) resultan de máxima utilidad porque son apósitos invisibles y resistentes al agua que alivian instantáneamente el dolor, curan las ampollas y previenen la aparición de otras nuevas.

Su tecnología está pensada para ofrecer una doble acción: la superficie externa protege la ampolla de la fricción, mientras que la parte interna proporciona amortiguación y acelera el proceso de curación al mantener la ampolla hidratada. De venta en farmacias y parafarmacias.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario