El Periódico

ÚLTIMA HORA Un nuevo ciberataque mundial bloquea empresas y bancos

Informe preliminar de la candidatura Barcelona-Pirineu 2022

Trias prevé colocar en la Zona Franca la villa olímpica del 2022

La comisión técnica propone construir 450 viviendas en la Marina del Prat Vermell

El dosier plantea levantar un nuevo Palau Blaugrana por 170 millones de euros

CARLOS MÁRQUEZ DANIEL
BARCELONA

Viernes, 13 de septiembre del 2013

Uno de los enormes solares de la Marina del Prat Vermell en los que ya se estaba trabajando en abril.

Parece cualquier cosa menos un informe provisional. La propuesta preliminar de la candidatura Barcelona-Pirineu 2022, fechada en febrero del año pasado, ofrece una fotografía muy realista de cómo serían los Juegos de Invierno en caso de que el Comité Olímpico Internacional tenga a bien quedarse con las credenciales de la capital catalana. El documento, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, regala un exhaustivo y sesudo análisis de 130 páginas en el que hay cualquier cosa menos improvisación. La comisión técnica, liderada por Enric Truñó, plantea que la villa olímpica de la sede urbana -habrá otra en la montaña- esté situada en la Marina del Prat Vermell, en la Zona Franca. También habla de un nuevo Palau Blaugrana, que a falta de «concretar el proyecto de construcción», tendrá un «coste de 170 millones de euros».

Fuentes municipales se apresuraron ayer a señalar que este dosier es un texto «provisional todavía no validado por las administraciones implicadas», esto es, diputaciones, ayuntamientos, consejos comarcales y Generalitat. Ese trámite está previsto para finales de mes, pero una detallada lectura invita a adivinar que es poco probable que el contenido vaya a ser troceado.

«El proyecto está en un estado de desarrollo significativo, inaudito en una candidatura embrionaria», reza el expediente, en el que se incluye un detallado resumen sobre las necesidades en cuanto a transporte, infraestructuras, sedes, instalaciones deportivas o inversiones. Por lo que respecta a Barcelona, se propone este barrio de la Zona Franca en plena transformación -en el 2006 se aprobó su planeamiento- para albergar a 2.150 personas que ocuparían ocho de las 80 hectáreas en una villa olímpica de 38.420 metros cuadrados y 450 pisos. «Ahora es un una zona de perfil industrial, almacenes, solares y pequeños núcleos de viviendas. La idea es crear un barrio energéticamente autosuficiente, que sea un paradigma de la sostenibilidad», detalla el documento.

Barcelona, siempre según el informe, acogería las pruebas de hielo «atendiendo a criterios de austeridad, y dando un nuevo uso a las instalaciones del 92». De este modo, el Velòdrom de Horta requeriría cerca de 27 millones de euros para colocar una cubierta y acoger así partidos de hockey sobre hielo; el Palau Municipal d'Esports necesitaría 23 millones para albergar el curling, y el Sant Jordi y el Estadi Olímpic, cinco millones por barba para patinaje y las ceremonias, respectivamente.

TRANSPORTE MEJORADO / La propuesta preliminar también avala la construcción de un nuevo Palau Blaugrana que le costaría al Barça cerca de 170 millones de euros para albergar también la competición de hockey. Quedaría pendiente encontrar ubicación para el patinaje de velocidad en pista, una instalación presupuestada en 40 millones. En total, las sedes deportivas de la capital catalana requerirían unos 291 millones.

El presupuesto de los Juegos se cifra en 1.204 millones, a los que habría que sumar otros 2.058 no financiados por el comité organizador y en los que habría que incluir las mejoras en transporte (carreteras y trenes), que ascienden a 1.233 millones, y la construcción de las villas olímpicas de la capital catalana y Alp (Cerdanya), que saldrían por unos 296 millones de euros. Esta partida se repartiría entre el Estado (57% del total), Generalitat (20%), patrocinadores (20%) y Ayuntamiento de Barcelona (3%). Resulta curioso comprobar el optimismo de la comisión técnica de los Juegos sobre el futuro del avance del metro en la ciudad, ya que da por sentado que la villa olímpica «se verá mejorada con la ampliación y finalización de las líneas L-2, L-9 y L-10, así como por la implantación del bus ortogonal».

En un terreno más conceptual, el texto insta a «recortar la distancia entre los deportes de invierno y el resto de disciplinas, un elemento prioritario de cara al COI». Aparece repetidas veces el concepto «austeridad». Y visto lo sucedido con Madrid 2020, quizás eso sea de lo poco que los gobernantes gusten eliminar.

Playas de Barcelona en los años 80
Envíanos fotos
de la Barcelona
preolímpica
Buscamos imágenes de cómo eran Montjuïc, la playa, El Prat o la actual Vila Olímpica.
ENVÍA TU FOTO

El club quiere cuatro fichajes y se va a gastar 230 millones de euros