El Periódico

LA PESADILLA DE LA VIVIENDA EN CIUTAT VELLA

El último vecino de una finca del Raval presenta una querella por acoso inmobiliario

MK Premium compró el número 13 de la calle de Lancaster en estado ruinoso, y ofreció dinero a las familias que vivían allí para que se marcharan

Un inquilino, con un hijo pequeño y la mujer embarazada, no aceptó y se quedó en el inmueble, pero la empresa afirma que no paga el alquiler

El último vecino de una finca del Raval presenta una querella por acoso inmobiliario

JOAN PUIG

Shiplu Ahmed, en el centro, junto al abogado Andrés García Berrio (derecha) y el activista vecinal Martí Cusó.

HELENA LÓPEZ / BARCELONA

Martes, 13 de junio del 2017 - 09:45 CEST

Shiplu Ahmed, el último vecino del 13 de la calle de Lancaster, ha hecho pública este martes la presentación en el juzgado de una querella por acoso inmobiliario contra la empresa de inversión patrimonial MK Pemium, propietaria del edificio en el que aún vive, en el barrio del Raval, a un paso de la Rambla.

La compañía adquirió hace un año la finca en la que reside Ahmed, junto a su mujer y sus dos hijos (uno recién nacido), en estado ruinoso, con la intención de vaciarla y "hacer crecer su valor". Para ello, fue ofreciendo dinero a los vecinos para que la abandonaran. Pagaban una indemnización distinta a cada uno, en función de la duración del contrato en vigor, y les ponían todas las facilidades para el traslado, incluso pagar la mudanza. Pero Ahmed no aceptó marcharse. Su mujer estaba embarazada y su hijo, escolarizado en el barrio, y no quería ni podía irse.

FINCA DETERIORADA

Al ser los únicos que se resistieron a dejar el edificio, se quedaron solos, en el último piso de una finca extremadamente deteriorada, en la que la propiedad no ha invertido en años, obviamente sin ascensor, con todas las puertas blindadas. Una mujer embarazada recién llegada a Europa y sin conocimientos de la lengua, prácticamente todo el día sola, mientras su marido trabajaba.

Tras la compra del inmueble por MK Premium, Ahmed, que tenía contrato de alquiler en vigor hasta el 2019, explica que siguió pagando al anterior propietario "por desconocimiento". "Me mandaron una carta, pero no la entendí; pensé que era publicidad, y seguí ingresando el dinero donde siempre", asegura el padre de familia. Al devolverle los pagos, Ahmed empezó a preocuparse. "Yo siempre he querido pagar", no se cansa de repetir. Preguntó entonces qué pasaba a los vecinos, quienes cada vez eran menos y no le fueron de gran ayuda. "Ahora he encontrado el apoyo -agradece-; pero al principio estaba solo".

"Este es un claro ejemplo de violencia inmobiliaria; situación que la especulación está provocando en la mayoría de barrios de Barcelona que tienen algún tipo de interés como reclamo turístico", ha señalado Andrés García Berrio, abogado de la familia.

PASAR A LOS HECHOS

Más allá de la querella contra la propiedad, la familia pide soluciones a la Administración. "Es muy complicado vivir en esa finca, y más con dos niños pequeños. No hay suministros, ni de luz ni de agua", añade el letrado, quien insta al Ayuntamiento de Barcelona a crear con urgencia una mesa para ofrecer una solución a la familia. "Queremos que pasen de las palabras a los hechos", subraya.

En cuanto a las palabras, la concejala de Ciutat Vella, Gala Pin, denunció en su perfil de Facebook la situación de la familia de Lancaster, 13, afirmaciones que reiteró en un cara a cara con uno de los representantes de la empresa en directo en TV-3. El grupo inversor demandó entonces a la concejala Pin por injurias y calumnias. En el acto de conciliación, la empresa pidió a la concejala -y hasta a la alcaldesa Ada Colau en un comunicado- que pidiera perdón. Pin se negó, por lo que ahora irán por la vía penal.

Desde MK Premium se informa de que la única querella que actualmente les consta es la que ha interpuesto la compañía contra el inquilino, por llevar más de un año sin pagar el alquiler, y de la que se espera sentencia a favor en breve. La compañía asegura que le brinda un alquiler de 300 euros al mes, muy por debajo de la media, y que le ha solicitado por varias vías, y también por burofax, el cobro de las rentas pendientes, pero el inquilino se ha negado a pagarlas.

Playas de Barcelona en los años 80
Envíanos fotos
de la Barcelona
preolímpica
Buscamos imágenes de cómo eran Montjuïc, la playa, El Prat o la actual Vila Olímpica.
ENVÍA TU FOTO

El club quiere cuatro fichajes y se va a gastar 230 millones de euros