El Periódico

Català de l'Any 2016

participación ciudadana en el diseño urbano

Los bajos del puente de Marina cierran la 2ª edición de Racons

Las cuatro ideas ponen fin a un año dedicado a mejorar 10 rincones de Barcelona

EL PERIÓDICO
BARCELONA

Jueves, 8 de abril del 2010

El concurso de diseño urbano Racons Públics, promovido por el FAD para mejorar 10 espacios de la ciudad a través de iniciativas ciudadanas, llega a su fin. El último proyecto, la rehabilitación de los bajos del puente de Marina, ya tiene cuatro ideas seleccionadas para intentar resolver este lugar emblemático del barrio de Fort Pienc (Eixample derecho) en el que ahora podemos encontrar un campo de fútbol.

El reto de reaprovechar este espacio que quedó bajo este puente, inaugurado en 1928 con motivo de la Exposición Universal que se celebró al año siguiente, ha inspirado a numerosos ciudadanos que han visto en esta zona escondida una oportunidad de oro para relanzar el barrio. De este modo, las cuatro ideas finalistas destilan la misma inquietud por el entorno natural y por los equipamientos deportivos, al mismo tiempo que intentar resolver los problemas de movilidad de la zona, la falta de mobiliario urbano o la necesidad de ver más allá del fútbol. Así las cosas, Joana Cornudella y Àlex Herráez, con su diseño Multiplicitat, mejoran la comunicación del espacio con la ubicación de importantes equipamientos; Alexandra Blanch, Guillem Martínez y Albert Rubio apuestan por dar cobertura a los deportes minoritarios; Tomás de Castro y Joan Delgado dan solución al maridaje entre edificios y campo de fútbol con una nueva gradería, y Raons Públiques y Arquitectos sin Fronteras proponen un enorme huerto de gestión ciudadana.

PROYECTOS POR TODA LA CIUDAD / La rehabilitación de los bajos del puente de Marina cierra esta segunda convocatoria del concurso promovido por el FAD para revitalizar espacios de la ciudad. En los nueve proyectos anteriores se planteó la reforma de las calles Malnom i Picalquers, en pleno barrio del Raval; el Ateneu Horentc; la Casa Bloc, en la avenida de Torres i Bages; la fuente del Lleó, en Pedralbes; el cementerio de Poblenou; un rincón de la plaza de Lesseps; los jardines de José Ignacio Urenda, en Nou Barris; la calle de Riego, en Sants-Montjuïc, y el acceso a la estación de FGC de Reina Elisenda, en Sarrià. El concurso estaba abierto a toda la ciudadanía y la calidad de los diseños demuestra el compromiso social con Barcelona.