El Periódico

Exposición / VIDA Y OBRA DE JOAN FUSTER

El legado de Joan Fuster

50 años después de la publicación de 'Nosaltres, els valencians', el Palau Robert ofrece una panorámica de su autor y presenta el libro 'Joan Fuster i Barcelona'.

MIREIA MOYA
BARCELONA

Miércoles, 9 de enero del 2013

Joan Fuster, junto con su amigo Josep Pla, en Sueca, en noviembre de 1964.

En tiempos franquistas, el intelectual de Sueca Joan Fuster se atrevió a escribir un libro que reflexionaba sobre la historia política, social y cultural de Valencia. La obra respondía a una necesidad profunda del autor de hablar sobre los problemas de identidad de su tierra. Una preocupación que lo persiguió a lo largo de su vida y que renace de nuevo después de su muerte gracias a la exposición itinerante producida por la Universitat de València Nosaltres, els valencians. 1962-2012, que comparte nombre con el mítico ensayo.

La muestra estará en el Palau Robert de Barcelona hasta el 17 de febrero y conmemora el 50º aniversario del ensayo que definió el pensamiento político y social del autor y los 90 años de su nacimiento. Dos efemérides que se complementan con la presentación, hoy a las 19.00 horas, del libro Joan Fuster i Barcelona, de Martí Estruch.

Esta nueva obra realiza un estudio de la figura de Fuster y de la estrecha y fructífera relación que mantuvo durante décadas con la capital catalana. El libro refleja el nivel de complicidad que el escritor adquirió con la ciudad y explica los importantes vínculos que creó con muchos de sus habitantes. Unas conexiones que le marcaron para siempre.

En la exposición se muestra documentación personal del autor y se dan a conocer datos sobre el proceso de elaboración del libro de 1962 -una obra que ha tenido 30 ediciones en catalán y tres en castellano- y de las dificultades que vivió por culpa de la censura del Estado franquista. Este obstáculo al final fue superado y permitió que Fuster dejase una huella imborrable en muchos historiadores, sociólogos, políticos y periodistas.

LEGADO MATERIAL // Además se exhibe una parte muy significativa de su herencia material, todavía poco conocida, como su correspondencia, propiedad de la Biblioteca de Catalunya, y muchas fotografías. Para la ocasión, también se ha contado con una serie de obras de arte coleccionadas por el autor como pinturas y dibujos, regalo de amigos suyos como Joan Miró, Antoni Tàpies o Rafael Armengol. Muchos consideran que la capacidad de análisis y de reflexión de Fuster lo convierten en una figura de rabiosa actualidad.

Su gol en la Champions en el Atlético-Bayern ha dado la vuelta al mundo y el Barça, por contrato, tiene prioridad para ficharle. Su proyección deja claro que es un gran jugador

El centrocampista del Atlético de Madrid, Saúl Ñíguez, protagonista de nuestra portada de este viernes tras su recital en el Atlético-Bayern