El Periódico

El 96,4% de inmuebles se librarán en Barcelona de una subida del IBI

El ayuntamiento asegura que la revisión de valores catastrales provocará incluso bajadas en el recibo

El mayor aumento medio será en Tres Torres, con 42 euros más anuales; y la mayor bajada en Vallvidrera y Les Planes, con 119 euros menos

Jueves, 8 de junio del 2017 - 12:53 CEST

El primer teniente alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, en el ayuntamiento.

El 96,4% de los inmuebles de Barcelona se librarán de un aumento del impuesto de bienes inmuebles (IBI) el año que viene a pesar de la revisión catastral que entrará en vigor el próximo 1 de enero, como anunció este diario. El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, ha asegurado que ninguna vivienda con valor catastral inferior a 300.000 euros (alrededor de 600.000 euros de precio de mercado) se verá afectada por una subida.

A pesar de ello, como consecuencia de la revisión, la proporción de quienes mantendrán congelado su recibo del IBI bajará con respecto a la actualidad, ya que hoy es del 98%. El recibo medio de las 673.393 viviendas censadas pasará de 567 a 569 euros, un alza del 0,3%. En los pisos (propiedad horizontal) pasará de 478 a 477 euros, el 0,2% menos

Los aumentos se concentrarán en zonas como el eje central, en el que se encuentran el Gòtic, Eixample o Sarrià, según los datos del Ayuntamiento. El mayor aumento se registrará en el barrio de Tres Torres, con un alza media de 43 euros anuales.

Los mayores descensos se producirán en los barrios de Vallvidrera y Les Planes, con un descenso medio de 119 euros; Baró de Viver, con 108 euros menos; y Vallbona, con 95 euros menos.

BAJADAS Y SUBIDAS

El incremento medio de los valores catastrales será del 19% a lo largo de 10 años, que es inferior al aumento lineal del 21% que se produjo entre el 2014 y el 2015, para los 1,1 millones de inmuebles existentes en la ciudad. Como consecuencia de la revisión, el 47% de los inmuebles y el 24% de los residenciales bajarán de valor, ha explicado Pisarello, aunque eso no significa que paguen menos IBI.

El primer teniente de alcalde ha afirmado que el objetivo era adaptar los valores a los distintos cambios en el mercado desde la última revisión global, que se puso en marcha en el 2012 y un periodo en el que se vivió incluso el estallido de la burbuja inmobiliaria. Todo ello demuestra, ha agregado Pisarello, que "el objetivo no era recaudatorio, con más pago por el IBI, sino de reequilibrar lo que paga cada ciudadano, porque hay quienes tributan más de lo que les corresponde".

Pisarello ha comparado el alza gradual del 19% que se registrará en Barcelona con el aumento de valores catastrales en Madrid, que en el 2011 fue del 74% a lo largo del periodo 2012-2021, así como la que se experimentó en la capital catalana en la anterior actualización global, que fue del 112%. 

En el sector del comercio, el descenso será del 10,4% de media, y en dos tercios de los establecimientos de la ciudad, el recibo del IBI será inferior, ha explicado la concejal de Comercio y Mercados, Montserrat Ballarín.

Una de las novedades de los trabajos que realiza la dirección general del Catastro es que por primera vez se valoran de forma diferenciada los pisos de uso turístico respecto de los de uso residencial. Para casi todos los usos, siempre que no haya habido cambio de los mismos, el importe del IBI será inferior que el del 2017, especialmente en la industria, con un descenso del 47% o los aparcamientos, con el -12,9%. 

VALORES MEDIOS

El objetivo de las revisiones catastrales generales es que estos valores administrativos se sitúen en torno a la mitad del precio de mercado. Según los datos de la ponencia de valores en Barcelona, esa proporción se distribuye de manera desigual por la ciudad. En algunas áreas, los valores catastrales se sitúan por debajo del 45% de los valores de mercado, mientras que en otras esta relación se sitúa por encima del 55%, e incluso del 60%.

La ponencia de valores tiene en cuenta desde la localización hasta las características del inmueble o la antigüedad, y sirve para determinar el valor catastral sobre el que luego se aplica el tipo de gravamen del IBI. Periódicamente, además, un mínimo de cinco años después de la última revisión catastral general, se realizan unas actualizaciones mediante coeficientes que se incluyen en los Presupuestos Generales del Estado.

BARCELONA Y TERRASSA

La capital catalana, junto con Terrassa, son las dos mayores ciudades que se somenten a la revisión catatral de los 19 municipios que lo harán con efectos en el 2018. Además de las dos ciudades catalanas, constan en los registros del catastro Valldemossa, en Baleares y el resto son localidades en las provincias de Burgos, A Coruña, León, Salamanca (Ciudad Rodrigo, entre las más importantes de esa área) y Valladolid (Peñafiel, entre las más destacadas de esa provincia).

El año pasado fueron 55 municipios los que llevaron a cabo revisiones catastrales que han entrado en vigor este año, entre estos están capitales de provincia como Cuenca y actualizaciones parciales en Madrid, Almería o Santander.

Playas de Barcelona en los años 80
Envíanos fotos
de la Barcelona
preolímpica
Buscamos imágenes de cómo eran Montjuïc, la playa, El Prat o la actual Vila Olímpica.
ENVÍA TU FOTO

Su primer agente, Horacio Gaggioli, revela que su llegada al Barça solo se debió a "las circunstancias de la vida"