El Periódico

DURA CRÍTICA DESDE EL AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Gala Pin denuncia la "violencia inmobiliaria" de los "matones de billetera"

La concejala de Ciutat Vella para las obras que MK Premium había iniciado en el 13 de Lancaster, pese a que aún queda una familia en la finca

La empresa afirma que solo estaban cambiando unas puertas y asegura que tenía los permisos necesarios para hacerlo

Gala Pin denuncia la "violencia inmobiliaria" de los "matones de billetera"

CARLOS MONTANYES

Ahmed y Rita, los vecinos que continúan viviendo en el 13 de la calle de Lancaster, este viernes.

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Lunes, 20 de marzo del 2017 - 18:05 CET

La concejala de Ciutat Vella, Gala Pin, ha compartido unas contundentes reflexiones en su página de Facebook que ha titulado 'Crónicas desde el Vietnam inmobiliario'. La edila ha denunciado que, a primera hora de la mañana, han recibido la alerta de los vecinos de que MK Premium -empresa propietaria del edificio, adquirido recientemente en estado de semiruina y con inquilinos- había entrado en el 13 de la calle de Lancaster a hacer obras. "Un edificio donde todavía viven vecinos, una de ellas embarazada, que estuvo ingresada la semana pasada. Los obreros habían empezado a hacer obras y además no les dejaban acceder a su casa", ha denunciado Pin en las redes sociales (primera en Facebook, después en Twitter).

"Hemos comprobado lo que ya sabíamos, que no tenían ningún permiso de obras ni solicitud de ningún tipo para ese edificio", prosigue la crónica de Pin. "Sí, Lancaster 13 es ese edificio en el que una de las vecinas se marchó porque MK Premium le ofreció mil miserables euros para que dejara su casa. Sí, MK Premium es esa empresa que se define en su web como una empresa familiar dedicada a la inversión patrimonial, la gestión de activos inmobiliarios y su aumento de valor mediante la rehabilitación integral y mejora arrendaticia de los mismos", continua el ciberdesahogo de la edila, quien, como Colau, proviene del activismo en la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

Pin continua su escrito relatando que ha enviado hacia el lugar a dos inspectores con una orden de cese de los obras, ya que no tenían permiso de ningún tipo. "Al llegar, estaba también la propiedad del edificio, Daniel Leiva, que alegaba que el edificio es una propiedad privada y que los técnicos municipales no podían entrar para comprobar si lo que estaban haciendo era ilegal", sigue.

VIOLENCIA INMOBILIARIA

"Vecinos solidarios que estaban en el lugar nos explican que, mientras, los obreros han limpiado los escombros para que no pareciera que las obras eran de hoy. A la mujer embarazada le han entrado contracciones por los nervios y el mal trago. Como la propiedad estaba entorpeciendo el trabajo a los técnicos municipales, estos han tenido que llamar la guardia urbana, que ha acudido al lugar. Finalmente han podido acceder al interior, y se les ha ordenado parar las obras", escribe la concejala de Ciutat Vella antes de definir esta práctica como "violencia inmobiliaria".

Las 'crónicas' de la concejala siguen asegurando que es cierto que las leyes no son suficientemente contundentes ante estas prácticas, aunque advierte de que utilizarán todas las herramientas que les permita la ley para evitar que,con estas prácticas de "matones de billetera", susten, coaccionen, y echen a los vecinos."Y continuaremos pidiendo a las administraciones pertinentes (Generalitat y Estado) que desarrollen leyes para evitar la especulación y garantizar el derecho a la vivienda", añade.

"Gracias a la asamblea de Resistim al Gòtic por estar siempre alerta y a los vecinos por no claudicar ante los que los quieren vulnerar sus derechos creyéndose impunes", concluye Pin.

RÉPLICA DE LA EMPRESA

Por el contrario, la empresa mencionada por la concejala ha asegurado que no han iniciado obras de ningun tipo. "Solo estabamos cambiando las puertas de los pisos y, cuando han venido los tecnicos del ayuntamiento junto con la Guardia Urbana, se han tenido que ir porque les hemos enseñado los permisos de obra", ha explicado un portavoz de MK Premium.

"Por lo tanto, ni nos han parado las obras, porque hemos continuado con normalidad cambiando las puertas despues de que vinieran ellos, ni es cierto que hemos hecho obras del edificio, ya que solo hemos cambiado cuatro puertas de acceso en cuatro pisos por seguridad de la finca" ha insistido.

Playas de Barcelona en los años 80
Envíanos fotos
de la Barcelona
preolímpica
Buscamos imágenes de cómo eran Montjuïc, la playa, El Prat o la actual Vila Olímpica.
ENVÍA TU FOTO

El PSG, molesto por el caso Verratti, quiene ahora pujar fuerte por un futurible del Barcelona