El Periódico

RADIOGRAFÍA DE La DELINCUENCIA EN LA CAPITAL CATALANA

Dos de cada tres arrestos en Barcelona son de ciudadanos extranjeros

Ciutat Vella y el Eixample concentraron el 51% de los 205.374 delitos cometidos el año pasado

Los Mossos d'Esquadra detuvieron en el 2010 a 18.754 personas de 131 nacionalidades distintas

ANTONIO BAQUERO
BARCELONA

Martes, 15 de marzo del 2011

La radiografía de la delincuencia en Barcelona es contundente: dos de cada tres detenciones son de extranjeros y la mitad de los delitos se producen en solo dos distritos, Ciutat Vella y el Eixample. Así lo indican las cifras de arrestos e infracciones penales del 2010 a las que ha tenido acceso este diario. Un año en que en la capital catalana se cometieron un total de 205.374 delitos y faltas: es decir, 532 cada día.

Durante el año pasado, los Mossos d'Esquadra practicaron 18.754 detenciones, lo que supone un 13% más que el 2009. De esos arrestos, 12.998 fueron de ciudadanos extranjeros, un 69% del total. Es decir, de cada tres detenciones, dos son de foráneos. El 31% restante fueron de españoles. De hecho, la nacionalidad con más detenciones fue la española. Después vienen los rumanos, los marroquís, los argelinos y los ecuatorianos. Son solo los cinco primeros puestos de un desafortunada clasificación que demuestra que si algo hay global en Barcelona es el delito, pues en los dos últimos años los Mossos han detenido a personas originarias de 131 países. Así, en la capital catalana fueron detenidos el año pasado, entre otros, dos uzbekos, dos nepalís y hasta un ciudadano de Sao Tomé y Príncipe.

ATRAÍDOS POR EL TURISMO Y LAS LEYES / Ese 69% de extranjeros en el total de detenciones representa una tasa muy elevada teniendo en cuenta que el colectivo foráneo solo representa el 18% de los habitantes de la ciudad. Expertos policiales en pequeña delincuencia insisten en desligar esa criminalidad de la inmigración y señalan que entre esos detenidos extranjeros apenas si hay inmigrantes: el perfil de una persona que haya venido a Barcelona a trabajar y que haya acabado por delinquir es muy raro. «Lo más habitual es que esos extranjeros que detenemos aquí ya delinquieran en sus países de origen. Es decir, son delincuentes que vienen aquí a cometer delitos atraídos por el turismo y la bonanza de nuestras leyes, que apenas castigan actos como los hurtos o los robos en viviendas», señala un policía de investigación.

A los responsables policiales les preocupa mucho el hecho de que en el 2010 los Mossos practicaran 1.202 detenciones de menores de edad, de los cuales un 60% fueron chicos extranjeros.

SIN VASOS COMUNICANTES / A nivel geográfico, dos distritos, Ciutat Vella y el Eixample, concentran el 51% de los delitos y faltas que se cometen en la ciudad. En concreto, 104.872 sobre 205.374. Esa alta concentración se explica por ser los distritos donde los ladrones de todo pelaje encuentran su presa favorita: los turistas. De hecho, mossos y urbanos que patrullan las calles señalan que la inmensa mayoría de esas infracciones penales se cometen en enclaves turísticos -la Rambla, la plaza de Catalunya, la Sagrada Família, el paseo de Gràcia o el entorno de la plaza de Sant Jaume-, en estaciones como la de Sants, la del Nord o las paradas de metro de Arc de Triomf, Jaume I y Paral.lel, entre otras.

Los importantes esfuerzos desplegados por los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana en el último año han conseguido reducir en un 8% las faltas en Ciutat Vella. Sin embargo, los datos a los que ha tenido acceso este diario desmienten que el acento en la presión policial en Ciutat Vella haya supuesto un desplazamiento del delito a otros distritos colindantes. De hecho, tanto el distrito de Sants-Montjuïc como el de Sant Martí registraron durante el 2010 un descenso en la cifra de infracciones penales.

Videocomentario de esta información en http://epreader.elperiodico.com