El Periódico

La crisis y el efecto Madrid Arena reducen las fiestas de Fin de Año

Las escasas convocatorias estarán lideradas por la del Poble Espanyol, que cumplirá 25 años

PATRICIA CASTÁN / Barcelona

Jueves, 15 de noviembre del 2012 - 08:10 CET

Macrofiesta de Fin de Año en el Palau Sant Jordi, la madrugada del pasado 1 de enero.

Muchas fiestas y verbenas, pero apenas ninguna macrofiesta. Así se perfila el panorama de celebraciones de la noche más larga (para los noctámbulos) del año en Barcelona, la de Nochevieja, que sufrirá los efectos combinados de la crisis económica y de la tragedia de Madrid Arena. Una coyuntura que se traducirá en apenas oferta de gran formato (para entre 3.000 y 10.000 personas) y en un respiro para los bares y discotecas, con más clientela que tendrá que buscar un plan de Fin de Año más convencional.

El Ayuntamiento de Barcelona ya dejó claro, después del drama vivido en la fiesta de Halloween de Madrid, que las exigencias en la capital catalana para lograr un permiso especial para una gran convocatoria de estas características eran rigurosas. Muy por encima de lo que se tolera en Madrid. Numerosos empresarios del ocio nocturno ratificaron que los requisitos son tantos y los aforos tan restringidos que algunos ya se habían ido apeando de las macroconvocatorias.

>>Lea la información completa sobre las fiestas de Fin de Año en e-Periódico

La Fiorentina no está en disposición de pagar los ocho millones que el FC Barcelona pide por Cristian Tello y está dispuesta a un cambio con Mario Gómez

El defensa Aleix Vidal mantuvo una tensa reunión en el mes de abril con su entrenador Luis Enrique para aclarar conceptos y pedir explicaciones del por qué no estaba jugando ni entrando en las convocatorias