El Periódico

Català de l'Any 2016

Castelldefels remunicipaliza la limpieza y la recogida de basuras

El ayuntamiento prevé ahorrar medio millón de euros al año y mantener la actual plantilla sin rebajas salariales

Castelldefels remunicipaliza la limpieza y la recogida de basuras

RICARD CUGAT

Dos empleados del servicio de limpieza de Castelldefels.

CARLES COLS / BARCELONA

Jueves, 24 de noviembre del 2016 - 17:39 CET

Castelldefels remunicipalizará la limpieza y recogida de basuras de la ciudad. Es, salvo que algún otro alcalde levante el dedo y lo desmienta, un caso único de momento. Son varios los municipios que han dado el paso o están en proceso de darle la vuelta al calcetín de las privatizaciones de los servicios de abastecimientos de agua, pero en el de limpieza, Castelldefels desbroza en solitario el sendero. El próximo 1 de abril, salvo obstáculos inesperados, las calles de la ciudad se barrerán y los contenedores de basura se vaciarán a través de una empresa municipal y por una factura global inferior a la anterior, medio millón de euros menos al año.

El último contrato de la limpieza de Castelldefels expiró en el año 2013. Se encargaba de ese servicio una empresa local, Sersa. Entonces, el PP, que gobernaba la ciudad, convocó un concurso para renovar la contrata. Tal vez porque el municipio había crecido en población y era un caramelo más goloso, entró en escena Cespa, una de las grandes compañías del sector. El equipo de gobierno pretendió adjudicar el servicio por 10 años y por 62 millones de euros en total. La oposición bloqueó el proceso porque intuyó defectos de forma en el trámite. Desde entonces, la antigua empresa encargada sigue al frente de la limpieza de forma prorrogada. Al asumir el cargo de alcaldesa, Candela López, comenzó a estudiar la viabilidad de la remunicipalización. Ahora está a punto de ejcutarla.

Según los cálculos del Ayuntamiento de Castelldefels, el servicio se podrá prestar por 5,6 millones de euros al año. Eso supone un ahorro de medio millón anual en comparación con la opción de Cespa. Eso, como mínimo, pues una de las singularidades de este servicio, que conocen bien y sufren todos los alcaldes, es que cualquier modificación que se introduce a lo inicialmente pactado (por ejemplo, un incremento de la limpieza en una calle porque ha aumentado la población) suele ser un caro quebradero de cabeza. Los ayuntamientos suelen ir con las manos atadas a la espalda en ese tipo de negociaciones. Suele ser un lo tomas o lo dejas.

MÁS LIMPIOS, MENOS RUIDO

Más económico y, además, más acorde con los tiempos. El parque móvil encargado de la limpieza en Castelledefels está viejo. Es una flota de camiones y otros vehículos que suelen funcionar con gasoil. El ayuntamiento destinará 10 millones de euros a disponer de su propia flota, de automóviles eléctricos si son unidades pequeña, y propulsados con gas si se trata de camiones. Los vecinos, dice López, notarán la diferencia en que son más silenciosos.

El reto, según la alcaldesa, va más allá de la simple remunicipalización. “De paso desmentiremos que este tipo de servicios los realiza mejor el sector privado”. Es una cuestión de modelo. López es alcaldesa como cabeza de lista de Movem Castelldefels, la marca local de los ‘comuns’, en alianza con el PSC, Esquerra y Castelldefels Si Pot. Solo un cuatripartito podía en esta ciudad del Baix Llobregat descabalgar al PP de la alcaldía. En el pleno municipal que puso en marcha el proceso de remunicipalización del servicio, los populares votaron en contra y Ciutadans y CDC se abstuvieron.

Los aproximadamente 90 trabajadores que actualmente realizan el servicio conservarán todos sus puestos de trabajo. Pasarán a formar parte de la plantilla de la empresa pública de la ciudad. Sus salarios no variarán. Están situados, en su mayor parte, entre los 20.000 y los 30.000 euros anuales. En caso de que se hubiera llevado a cabo el traspaso de papeles de Sersa a Cespa, con la subrogación podrían haber quedado expuestos a una rebaja salarial.

Objetivo: mejorar en reciclaje

Castelldefels, lamenta la alcaldesa Candela López, está en el furgón de cola del reciclaje. Ese es uno de los capítulos que con la gestión pública del servicio se aprovechará para resolver con mayor eficacia. Que el ayuntamiento pueda, a partir del 1 de abril, ajustar el servicio de recogida de basuras y de limpieza de las calles sin necesidad de negociar con una empresa privada cada cambio o modificación en las rutas permitirá (ese es el objetivo) ajustar mejor el servicio a las necesidades. El Castelldefels de hoy se parece poco al de hace 10 años. Los barrios de la playa han dejado de ser segundas residencias y están cada vez más habitados todo el año.

La empresa municipal se encargará de la limpieza y de las basuras de todo el municipio, pero puede que también se haga cargo de una porción de Sitges, el barrio de Les Botigues, muy alejado del casco urbano de la ciudad del Garraf.

La RFEF ha comunicado que el andaluz sólo se perderá un partido; el de este miércoles contra el Deportivo