El Periódico

TEST ¿Qué recuerdas del último debate de investidura?

ACTIVIDAD ECONÓMICA CONTROVERTIDA

Barcelona declara la guerra a las plataformas que anuncian pisos turísticos ilegales

Multa al gigante del sector Airbnb, que recurrirrá la sanción, y a Homeaway con 60.000 euros cada uno

Turisme de la Generalitat aplaude que el consistorio se sume a la ofensiva contra el alojamiento turístico irregular

Barcelona declara la guerra a las plataformas que anuncian pisos turísticos ilegales

FERRAN NADEU

Turistas con maletas por las calles de Barcelona.

Cristina Buesa Cristina Buesa

@cbuesa

Patricia Castán Patricia Castán

Lunes, 21 de diciembre del 2015 - 11:44 CET

Tras la amenaza ha llegado la contundencia, en forma de multas. El Ayuntamiento de Barcelona ha sancionado a dos webs por anunciar pisos turísticos ilegales. Se trata del gigante del sector en Barcelona Airbnb y de HomeAway que, según la versión municipal, habrían hecho publicidad de viviendas de la ciudad sin regular en sus respectivas plataformas. Por este motivo se han incoado cuatro expedientes, dos a cada una, que se traducen en sendas multas de 60.000 euros. Son los primeros casos, de entre las 22 empresas requeridas en los últimos meses.

Airbnb y Homeway habrían publicitado estos pisos sin el número de registro de Turismo de Catalunya necesario y tampoco habrían respondido a los requerimientos de la Administración local, han revelado en un comunicado desde el ayuntamiento. Fuentes de la primera plataforma han mostrado su "total desacuerdo con la decisión" municipal, que recurrirán. Mientras el ayuntamiento trata de erradicar la oferta ilegal a través de sus grandes plataformas de difusión, los responsables de la web sostienen que "Barcelona debería apoyar a aquellas personas que comparten su casa y no ir contra ellas".

6.000 PISOS ENTRE LAS DOS

La cuarta teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, ha explicado que la forma de detectar los apartamentos turísticos ilegales ha sido a través de una nueva herramienta tecnológica que denominan 'araña' y que rastrea toda la oferta que hay en internet. Tras testar las dos plataformas mencionadas y de mayor oferta, han descubierto que suman 6.000 pisos que no están registrados. En las próximas semanas seguirán con otras webs, contra las que también se tomarán medidas.

El consistorio estima que solo entre estas dos plataformas hay 6.000 pisos que no están registrados

Teniendo en cuenta que la última cifra facilitada por el propio ayuntamiento respecto a los pisos turísticos que sí cumplen la ley era de 9.600, la cifra de ilegales es considerable. "El Ayuntamiento de Barcelona por fin se pone contundente con este tema más allá de la inspección que se llevaba a cabo hasta ahora", ha opinado Sanz.

La responsable municipal ha aprovechado para reclamar a la Generalitat que impulse las medidas necesarias para hacer cumplir la ley de turismo aunque asume que las empresas recurrirán. "Estamos convencidos de lo que estamos haciendo y somos la primera gran ciudad que multa. Aunque nuestro objetivo es hacer emerger los pisos", ha expuesto.

Pulso legal en un sector complejo

LA ORDENACIÓN

La Generalitat trata de poner orden en el creciente negocio de los pisos de uso turístico desde el 2013. Ese año inició el rastreo de 2000 webs que comercializaban pisos y detectó que 253 no cumplían los requisitos necesarios. Se les exigió exhibir el número de registro que identifica a los legales. 55 no lo hicieron y se les abrió expediente, con un total de ocho sanciones. Una de ellas fue Airbnb, que pagó 30.000 euros pero recurrió.

LA CASUÍSTICA

Operadores como Booking han preferido eliminar estos anuncios. Pero en Airbnb optan por pedir a sus anfitriones que cumplan la normativa local, y no por expulsarlos del portal. La empresa insiste en distinguir entre operadores profesionales y domésticos, y considera esta última actividad como economía colaborativa que reparte la riqueza del turismo. Una tesis que defienden quienes explotan pisos por días, y contra la que braman los vecinos que sufren molestias en sus fincas.

Fuentes del Govern se han mostrado horas después "contentos" de que "el ayuntamiento dé el paso y sancione". Han subrayado que hasta ahora habían sido los únicos en emprender acciones legales contra las plataformas que difunden y facilitan la contratación de pisos turísticos. Suman ocho sanciones a empresas de este tipo, y en la actualidad tienen dos frentes abiertos contra Airbnb, un expediente por promocionar habitaciones dentro de pisos particulares (una figura no reconocida por la ley pero cuya regulación está en marcha) y otro por hacer lo mismo con pisos que no se identifican con un número de registro y, por tanto, se presuponen ilegales.

Airbnb reclama una legislación más "clara y simple" para compartir el hogar, como se ha hecho en París, Amsterdam o Londres

INFORMAR A LA AGENCIA TRIBUTARIA

La concejala de Ciutat Vella, Gala Pin, ha revelado igualmente que han iniciado conversaciones con la Agencia Tributaria cara a poderles informar de los pisos turísticos ilegales para que puedan cruzar datos y rastrear si ha habido lucro en estos inmuebles sin declarar.

La edila se ha referido al plan piloto anunciado hace unos meses para que los propietarios de pisos turísticos sin regularizar pudieran condonar sus sanciones dedicándolos a alquiler social. Al parecer ha habido algunos vecinos que sí se han interesado, pero admite que "el proceso va más lento de lo que esperábamos", con lo que ninguno de ellos se ha concretado aún.

Mientras las patronales de pisos de uso turístico aplauden la cruzada contra la ilegalidad que empaña el sector, Airbnb reivindica una regulación "más clara y simple" para compartir el hogar, como ya se ha hecho en París, Londres, Amsterdam, Hamburgo y Milán, entre otros casos.

El nuevo jugador del FC Barcelona puede escoger entre cuatro dorsales para empezar su aventura en el Camp Nou

Hace escasas horas, el FC Barcelona y el Valencia han cerrado un acuerdo de cesión de Munir por una temporada