El Periódico

Venta Raimon 75 cabecera

BALANCE DE LA ORDENANZA DEL CIVISMO

Bajan casi a la mitad las denuncias por prostitución

Las quejas ciudadanas por sexo callejero también cayeron el 40%

Las infracciones por venta ambulante y consumo de alcohol aumentaron en el 2012

EL PERIÓDICO
BARCELONA

Sábado, 26 de enero del 2013

Prostitución en los alrededores de los locales de ocio del paseo Marítim, el pasado diciembre.

La presión policial en las calles y la entrada en vigor, el pasado agosto, del veto de la prostitución en la vía pública con un incremento de multas a clientes habría hecho reducir las denuncias en el global del 2012, a tenor del balance que presentó ayer el consistorio, que refleja una caída del 40% de estas con respecto a las del año anterior. El dato se desprende del informe del ayuntamiento que analiza la aplicación de la ordenanza de convivencia, un estudio que también refleja un aumento de denuncias por venta ambulante y por consumo de alcohol en la calle, así como una disminución de las incidencias por ruido.

En concreto, durante el pasado año la Guardia Urbana impuso 1.091 denuncias para ofrecer, demandar o mantener relaciones sexuales en la calle (frente a las 1.789 del 2011). Asimismo, según el informe que hizo público ayer el consistorio, las quejas y las incidencias presentadas por los ciudadanos en el Ayuntamiento de Barcelona por temas de prostitución también se redujeron en el 2012, en un 26% (se registraron 37), y las llamadas al teléfono de la policía municipal (092) descendieron un 39,6%, contabilizándose 120.

EXPLOTACIÓN SEXUAL / En lo social, el balance de la Agencia para el Abordaje Integral del Trabajo Sexual (Abits), que ha incrementado un 67% los recursos, concluye que se hicieron más de 26.000 atenciones a mujeres que viven de la prostitución o bien que son víctimas de explotación sexual. Por otro lado, el servicio de inserción laboral de esta agencia, que se puso en marcha en el 2006 y funciona coordinado con diversas entidades del tercer sector, atendió a 40 mujeres. En ese periodo hubo 21 contratos laborales de usuarias del programa, según los datos facilitados por el consistorio. Y en relación al servicio que proporciona acogida y protección a mujeres víctimas de trata, se acogió a 17 mujeres.

En total, la Guardia Urbana impuso el año pasado 124.834 denuncias por infracciones de la ordenanza del civismo, un 2,72% menos que el año anterior. Entre los campos que más se incrementaron figura el de la venta ambulante, con un 5,7% más de sanciones, hasta alcanzar las 70.244. Se trata, precisamente, de una de las prioridades de la policía local, que decomisó 960.104 productos, 430.019 de los cuales fueron latas de bebida. Otro de los frentes en los que pone mayor hincapié la Guardia Urbana es en evitar el consumo de alcohol en la calle, ámbito en el que hubo un 2,26% más de sanciones (28.843 en total). Por contra, el fenómeno de orinar en la calle parece haber ido a la baja, ya que las multas por ese práctica se redujeron el 17,4% menos (9.117).

Por lo que respecta al ruido, se observa una disminución del 7,7% durante todo el año, siendo muy significativa la del causado por personas en la calle, aunque aumentó el originado en locales. En ese sentido, el consistorio, en el marco del Plan Silencio, además de realizar inspecciones visitó cerca de 4.000 locales para concienciar sobre el descanso vecinal y a través de mediadores sensibilizó a unas 80.000 personas.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario