El Periódico

BARCELONEANDO

Viaje a Humoristán

Abre el primer museo virtual consagrado al humor gráfico mientras el Museo del Comic sigue siendo una entelequia

Viaje a Humoristán

JORDI COTRINA

Dibujantes gráficos en la presentación de Humoristán: en la fila de arriba, Pallarés, José Luis Martin, Kim, Paco Mir, Kap y Lluisot. Abajo, Fer, Toni Batllori, Ferreres, Oscar Nebreda y Perezxires.

Sábado, 18 de junio del 2016 - 16:44 CEST

A la hora de crear un museo dedicado al comic, la ilustración o el humor gráfico, el catalán emprendedor puede optar por un edificio magnífico sin nada dentro (el futuro, ¡y tan futuro!, Museu del Comic de Badalona) o por un montón de material interesante sin paredes en las que colgarlo (el museo virtual Humoristán, que puede, y debe, visitarse en la dirección www.humoristan.org). A tenor del panorama, es evidente que el mundo virtual sale más a cuenta que el real. La Fundación Gin –creada en recuerdo al estupendo humorista fallecido, uno de los tipos más simpáticos que uno haya conocido en su vida- lo tuvo muy claro hace un par de años, cuando empezó a trabajar en esa magnífica web que se presentó en sociedad el jueves pasado, en la Biblioteca de la calle Hospital (de la que se esperaba en el Born, más vale olvidarse desde que pereció sepultada bajo los gloriosos pedruscos de 1714).

Presentaba el acto Josep Cuní, que se retrotrajo a su infancia en Tiana para hablarnos de lo importante que habían sido para él los tebeos en general y el TBO en particular. Su padre lo tenía en la mesita de noche junto al Reader¿s Digest, y su madre lo prefería al Pulgarcito, el Tío Vivo y el DDT, que era lo que leía el pequeño Cuní cuando su publicación favorita no llegaba al pueblo por el motivo que fuese. Que un periodista presente un museo virtual del humor gráfico se le hacía extraño, según nos confesó, pero, ¿acaso no es periodismo ilustrado lo que hacen Forges, El Roto o Ferreres, sin ir más lejos?

Humoristán, promovido por la Fundación Gin, cuenta como ideólogo principal con José Luis Martín, exdirector de El Jueves, e historiador de su propio oficio

El presidente de la Fundación Gin es el venerable Josep Maria Cadena, pero ahí quien corta el bacalao, organiza y pone a la gente a currar es José Luis Martín, exdirector de El Jueves y papá de Quico el progre. Su colega Jaume Capdevila, alias Kap, lo describió como "el hombre del dinero", pero aunque luego le comenté ese tema a José Luis, no hubo manera de que soltara prenda, aunque no creo que este museo online esté financiado por Irán y Venezuela. Y si es así, ¿pues qué se le va a hacer? A veces el fin justifica los medios.

VERSIÓN MÓVIL

El broche de oro a la presentación lo puso, como de costumbre, Oscar Nebreda, en el idioma que usa habitualmente y que podríamos llamar 'catallano' o 'castelán', da lo mismo: lo importante es que garantiza la hilaridad del respetable, sobre todo porque Oscar lo usa para concentrar una gran cantidad de burradas por minuto. Esta vez la tomó con la telefonía móvil, refugio según él de las tres íes (inútiles, ineptos e imbéciles) y entorno en el que cualquier cenutrio cuelga una foto con un pie supuestamente ingenioso y se considera un crack del humor. A esos les dijo que entraran en la web de Humoristán y se dejaran de tonterías, aunque tamizó ligeramente su petardismo reconociendo que el móvil también se podía utilizar para visitar Humoristan durante las largas horas que uno se tira esperando que llegue su tren de cercanías.

Las explicaciones técnicas corrieron a cargo de Kap, alguien que, al igual que el amigo J.L. es en cierta medida un historiador y un estudioso del humor gráfico internacional. Fue él quien nos enseñó a navegar por Humoristán, a buscar a nuestros autores favoritos, a visitar la colección y las exposiciones temporales y a recordarnos que este museo virtual es un permanente 'work in progress' que nunca se dará por concluido ni falta que le hace: si algo bueno tiene el ciberespacio es que es infinito y que lo que en él habita puede expandirse sin tasa.

"¡QUE TRABAJE IBÁÑEZ!"

Faltó al encuentro el anunciado Ibáñez, ese estajanovista del tebeo. Le pregunté a Oscar por él y me dijo que seguro que estaba trabajando, no como él, que se jubiló el mismo día que le cayeron los 65 y no ha vuelto a ser visto con un lápiz en la mano. Es inútil abroncarle al respecto, aunque yo siempre lo hago cuando me lo cruzo. “Que trabaje Ibáñez”, me dijo esta vez, justo antes de que ambos entonáramos al unísono el lema del creador de Mortadelo y Filemón: “¡Al tablero! ¡Al tablero!”

Más de un siglo de humor gráfico internacional está al alcance de todos en Humoristán. Que me aspen si sé cómo siguen las negociaciones con los políticos para tirar adelante el Museo del Comic, pero tal vez sus impulsores deberían optar también por la vida virtual y olvidarse de ese bonito edificio en Badalona que, al final, acabará dedicándose a cualquier otra cosa mientras el 'conseller' de Cultura de turno sigue diciendo en la inauguración del Salón del Comic que Catalunya siempre se ha sentido orgullosísima de sus dibujantes y de su industria del tebeo. Como si lo viera.

Playas de Barcelona en los años 80
Envíanos fotos
de la Barcelona
preolímpica
Buscamos imágenes de cómo eran Montjuïc, la playa, El Prat o la actual Vila Olímpica.
ENVÍA TU FOTO

Marco habló claro en su reunión en París con Al-Khelaifi y Antero Henrique: quiere jugar en el Barça