El Periódico

editor de norma / Entrevista

Álex Fernández: «El 'skyline' de Barcelona es un icono internacional»

CRISTINA SAVALL
BARCELONA

Miércoles, 19 de enero del 2011

Corominas, ilustrador de historias propias y ajenas, capta la estética alleniana de Vicky Cristina Barcelona en la portada de Barcelona TM, en la que una turista norteamericana fotografía una callejuela bajo la sombra de una palmera. El cómic recopila en 272 páginas 27 historietas ideadas por 33 artistas residentes en la ciudad que da razón de ser a esta obra coral, experimental con transfondo transgresor y apocalítico. Álex Fernández, editor de Norma, coordina una publicación que aspira a editarse en inglés.

-TM es trademark (marca registrada)

-Barcelona se ha convertido en una marca. La única premisa a la que se ciñen los artistas es qué es, según ellos, Barcelona. La ciudad es un escenario o un protagonista. Las historias son de seis u ocho páginas, y en formato cómic en blanco y negro. Son los únicos límites creativos.

-No faltan ni la Sagrada Família ni la Pedrera ni el dragón de Gaudí.

- El skyline de Barcelona es un icono internacional. La Torre Agbar y la Mapfre también dan mucho juego. Y los subterráneos de la estatua de Colón, donde una secta de cantantes famosos se reúnen en secreto.

-Otro personajes son las palomas...

-Sergi Álvarez y Silvia Ortega cuentan una historia preciosa sobre un palomo que se venga de una cacatúa inmigrante que le ha quitado la novia. Es una metáfora muy profunda. Aborda la confrontación entre los de aquí y los que vienen de fuera.

-¿Cuál es el tema concurrente?

-El futuro apocalíptico que aguarda a Barcelona. Debemos replantearnos hacia dónde vamos.

-Hasta Batman vino a salvar Barcelona en El caballero del dragón.

-Sí, Batman Barcelona es un cómic americano traducido al castellano. Nuestra propuesta es diferente, al igual que la de Roger Ibáñez y Raule, dos de los autores que participan en Barcelona TM, cuando crearon el mítico cómic Jazz Maynard, cuyo protagonista es del Raval.

-Pero el personaje elegido para la portada de su obra es una turista.

-Es en lo primero que piensas cuando oyes la palabra Barcelona. Corominas hace un guiño a la imagen que ha difundido Woody Allen.

-¿En qué lugar del mapa se encuentra el cómic de Barcelona?

-En Europa y en Estados Unidos está bien situado. Hay un punto clave: muchas editoriales de cómic en lengua castellana tienen su sede central en Barcelona. El negocio está aquí. Pero todavía nos queda recuperar esa época dorada en la que todos los grandes autores vivían aquí, en la que el cómic se escribía en nuestra ciudad. En especial, por las publicaciones del editorial Bruguera.

-¿Hay cantera?

-Vamos por buen camino. Hay ideas y guionistas prometedores. El futuro es digital. Le queda vida al cómic, pero en España todavía no estamos a la altura de Francia, donde regalan libros ilustrados de Tintin cuando compras 20 litros de gasolina.

-En París no paran de dedicar colosales exposiciones al mundo del cómic, como la de Tin Tin en el Centro Pompidou, o la de Moebius en la Fondation Cartier.

-¡Barcelona tendría que dedicar una super exposición a Ibáñez!

El técnico recuerda que el Barça es su casa y no descarta nada