BENEFICIOS PARA usuarioS HABITUALES de la prolongación hacia la costa brava

El Maresme pacta descuentos en la autopista para este verano

Tordera, Malgrat y Palafolls no pagarán el aumento del 30% del peaje de la C-32

Martes, 9 de marzo - 00:00h.

El Consell Comarcal del Maresme (CCM) ultima los trámites para la reconversión definitiva de la N-2 en una vía urbana, lo que propiciará la nueva Ronda Maresme que se construirá a partir del 2016 en un trazado paralelo a la autopista C-32. El ente comarcal y la Conselleria de Política Territorial i Obres Públiques de la Generalitat han pactado un escalado de descuentos en los peajes de Vilassar y Santa Susanna, que a partir del segundo semestre de este año beneficiará a los usuarios habituales.

En la actualidad, el proyecto Ronda Maresme, con un presupuesto inicial de 220 millones de euros, está en fase de redacción. Se trata de una vía diseñada para asumir la mitad de los 40.000 vehículos diarios que actualmente transitan por la N-2, que en un futuro se reconvertirá en vía urbana del litoral. Dos trazados paralelos que se plantean como recorridos cortos, de marcado carácter local. En cambio, como vía de media y larga distancia queda la autopista C-32, que ahora ya supera los 100.000 vehículos al día.

La nueva carretera, con dos carriles por sentido, mejorará la accesibilidad desde la B-20/C-31 hasta la variante de Mataró. Actualmente está en proceso de redacción el tramo entre Montgat y Cabrera, así como la mejora de la variante de Mataró, zona que dejará de estar segregada para volver a ser tramo de autopista.

La C-32, hasta que concluya la concesión en el 2021, seguirá como vía de pago. El CCM asume el peaje como medida disuasoria para evitar los tránsitos de largo recorrido y los vehículos pesados que optarían por el Corredor del Maresme como alternativa a la AP-7. En cambio, para los habituales, se han reformulado los descuentos selectivos y progresivos en función de los movimientos.

BONIFICACIONES EN VILASSAR / Durante el segundo semestre del 2010, en los días laborables se articulará una bonificación en el peaje troncal de Vilassar de Dalt (ahora de 1,17 €) con descuentos del 20% para los vehículos ecológicos (emisiones menores de 120g/km de CO2), un 20% para los ocupados por tres o más pasajeros y otro 20% para los que hagan 16 viajes mensuales, descuento que podrá aumentar un 10% si se viaja más.

En el extremo norte de la C-32, en el momento en que entre en servicio su prolongación hacia la Costa Brava con el tramo Palafolls-Tordera, se articulará un nuevo abono en el peaje troncal de Santa Susanna (actualmente de 0,70 €) para los usuarios con origen o destino a Malgrat de Mar, Palafolls y Tordera, que accedan por el enlace 130, con lo que evitarán un incremento previsto del 30% cuando el próximo junio entre en servicio la prolongación. En el tercer peaje de la comarca del Maresme, el de Arenys de Mar (1,93 €), no se prevé ningún cambio.