equipamiento de servicios en eL distrito de gràcia

El solar de la sala Cibeles dará paso a un CAP y 32 viviendas

La obra, que se inició ayer, también incluirá 44 plazas de párking subterráneo

El futuro centro de salud permitirá descongestionar el de Pare Claret

Jueves, 4 de febrero - 00:00h.

En el verano del 2011, Gràcia contará con un nuevo centro de atención primaria (CAP), 44 nuevas plazas de aparcamiento y 32 modernas y ecológicas viviendas de protección oficial para personas mayores, según detallaron ayer el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, y la consellera de Salut, Marina Geli, en el acto de colocación de la primera piedra del equipamiento, que se levantará en el solar de la antigua sala de baile Cibeles.

Un grupo de vecinos pidieron hace unos meses al distrito el solar vacío para montar un huerto urbano, pero les respondieron que no por la inminencia del inicio de las obras, plazo con el que por el momento han cumplido. Y parece que irán a buen ritmo, teniendo en cuenta la temprana fecha de inauguración que anunciaron.

La consellera resaltó el «alto coste» del equipamiento, en el que se invertirán unos 6 millones de euros, y los puestos de trabajo que generará la instalación una vez lista: unos 50. «Invertir en proyectos es la mejor manera de plantar cara a la crisis», insistió el alcalde. Geli también destacó que el nuevo CAP, que atenderá a 123.300 usuarios, permitirá descongestionar el de la calle de Sant Antoni Pare Claret, ofreciendo servicios de medicina general, odontología, trabajo social, educación sanitaria y atención comunitaria.

«TODO UN LUJO» / El edificio contará con 6.356 metros cuadrados construidos –«todo un lujo en Gràcia», subrayó el alcalde– repartidos en cuatro plantas subterráneas, planta baja y cinco superiores. Las viviendas para personas mayores, las primeras con servicios del distrito, estarán situadas entre la segunda y la quinta planta, con ocho pisos por planta de una superficie media de 40 metros cuadrados, con servicios de teleasistencia, conserjería, espacios comunitarios y atención social y personal por parte de profesionales.

PROYECTO EUROPEO / El edificio se encuentra dentro del proyecto europeo de investigación High Combi, que permite utilizar la energía solar térmica para cubrir un 60% de la demanda total de la finca, sumando el agua caliente sanitaria, la calefacción y la refrigeración. «Es decir, si con las placas solares convencionales solo se cubre la demanda de agua caliente sanitaria, el High Combi permite utilizar los sistemas solares también para la refrigeración», apunta Jaume Valor, arquitecto del equipo responsable del proyecto. Por eso, y por su planteamiento para optimizar las demandas energéticas basado en el incremento de los aislantes, las fachadas vidriadas ventiladas y la instalación de recuperadores de calor, la nueva promoción será una de las primeras de la ciudad que reciba una letra A en calificación energética.

El ayuntamiento cerró la sala de baile en julio del 2005 por las continuas molestias que sufrían los vecinos por los ruidos y lo adquirió a finales del 2007 por 7,2 millones para equipamientos, aunque, según resaltó ayer Hereu, el objetivo es mantener una de las principales funciones del lugar durante las últimas décadas: hacer feliz a la gente.