El Periódico

MÁS OFERTA DE PÁRKING EN EL AEROPUERTO BARCELONÉS

Una empresa privada compite con el aparcamiento de El Prat

Las 600 plazas de Aparca i Vola cuestan casi la mitad que las de AENA

La nueva compañía traslada gratis a los clientes hasta la puerta de la terminal

XAVIER ADELL
EL PRAT

Viernes, 23 de enero del 2009

Una de las cuatro furgonetas de Aparca i Vola, frente a la terminal del aeropuerto de El Prat, el miércoles.

Aparcar en el aeropuerto de El Prat no siempre es fácil. Muchas veces hay que dar vueltas y vueltas con el coche hasta encontrar una plaza libre que siempre aparece en el lugar más alejado posible. Y cuando se encuentra el ansiado hueco hay que cargar un buen trecho con las maletas a cuestas, llueva o haga sol. Aprovechando este punto débil de las instalaciones aéreas barcelonesas, una empresa privada, Aparca i Vola, ofrece desde hace una semana plazas de párking alternativo más baratas que las de AENA y con transporte gratuito hasta las terminales.

La base de operaciones de Aparca i Vola está en la carretera de Ca l'Alaio --paralela a la autovía de Castelldefels (C-31)-- a solo cinco minutos en coche del aeropuerto. La compañía, con una plantilla de 13 personas, dispone de 600 plazas de estacionamiento (prácticamente todas cubiertas) en un edificio de tres plantas y 12.000 metros cuadrados.

El funcionamiento del párking alternativo es simple. El cliente llega a la sede de Aparca i Vola --mejor si ha hecho reserva previa--, aparca su vehículo e informa de la hora y el número de su vuelo de regreso. Saca las maletas, que son cargadas en una de las cuatro furgonetas de la compañía, y sube al vehículo que le transportará gratis hasta el aeropuerto. Y en cinco minutos está frente al mostrador de facturación.

Con este sistema "personalizado" el viajero "gana tiempo y comodidad", asegura Juan Carlos Gómez, portavoz de Aparca i Vola. Y también ahorra porque aparcar un día entero cuesta 9,95 euros frente a los casi 18 del párking de AENA. "El ahorro es del 45%, que puede ser más porque las empresas pueden pedir una factura y desgravarse el IVA", agrega Gómez. Además, el párking está vigilado las 24 horas.

RETORNO PACTADO

La operación retorno es igualmente cómoda y rápida. Aunque Aparca i Vola ya tiene previsto el servicio, no acude a buscar al cliente hasta que éste les avisa por si tiene algún problema con la recogida del equipaje o quiere aprovechar para tomar algo en la cafetería del aeropuerto. A la hora convenida (sea la que sea), acude el vehículo de la empresa y en cinco minutos el cliente ya está de nuevo al volante de su coche.

El portavoz de Aparca i Vola cree que su instalación puede ser una solución para familias que viajan con niños, para pasajeros metropolitanos (o del resto de Catalunya) y para viajeros que usan el transporte público o el taxi para llegar al aeropuerto. "Nuestra vocación no es competir con AENA sino ofrecer un servicio complementario dirigido a quienes no son usuarios habituales del párking del aeropuerto", afirma Gómez. Experiencias similares funcionan con éxito en otros aeropuertos, como el de Málaga, aunque el caso de Aparca i Vola es pionero en el uso de plazas cubiertas.

Playas de Barcelona en los años 80
Envíanos fotos
de la Barcelona
preolímpica
Buscamos imágenes de cómo eran Montjuïc, la playa, El Prat o la actual Vila Olímpica.
ENVÍA TU FOTO

Marco habló claro en su reunión en París con Al-Khelaifi y Antero Henrique: quiere jugar en el Barça