El Periódico

LA POLÉMICA ARBITRAL

Sánchez Arminio confirma que el comité de árbitros denunciará a Piqué

"Cada semana me dan más la razón", sostiene el defensa azulgrana, nada preocupado por esa respuesta de los colegiados

Sánchez Arminio confirma que el comité de árbitros denunciará a Piqué

Victoriano Sánchez Arminio.

Lunes, 9 de enero del 2017 - 17:07 CET

Habrá denuncia. Los árbitros no solo quieren investigar a Piqué sino que también desean tomar medidas. El conflicto entre el estamento arbitral, liderado por Victoriano Sánchez Arminio, el presidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA), y el central azulgrana pasa de las palabras a los hechos. No hay vuelta atrás. Cada semana que transcurre, la situación se crispa más. En apenas cuatro días, Piqué ha dejado claro que no quiere callarse ante lo que él considera una injusticia. Y los árbitros, por su parte, tampoco.

Todo arrancó en San Mamés. Ese fue el primer episodio. Pero no se detuvo en el partido de Copa cuando Piqué recordó que "todos sabemos cómo funciona esto". A partir de ahí, los árbitros entraron en acción, cansados de las críticas que reciben del central. "El abogado lo verá y se decidirá, pero lógicamente cuando se meten con así el estamento, sí", recalcó Sánchez Arminio en declaraciones a La Sexta, trasladando así la responsabilidad al Comité de Competición.

EL PRECEDENTE DEL CLÁSICO

El CTA remitirá, precisamente, un escrito a ese comité para que investigue las palabras de Piqué, tanto en Bilbao como en Vila-real, donde volvió a recordar que el colegiado gallego Iglesias Villanueva omitiera un claro penalti de Bruno. "Debemos ser infinitamente superiores al rival para ganar", precisó Piqué en una frase que viene repitiendo en los últimos días. Por mucho que el CTA active los mecanismos legales necesarios para sancionarlo, el defensa del Barça no tiene dudas.

Vienen de lejos los problemas entre el defensa azulgrana y el colectivo arbitral: arrancan en marzo del 2013

Ahora, además, Piqué cree que tiene argumentos más que firmes para defender idéntica postura crítica contra los colegiados. En dos partidos, según el central, han dejado de pitar cuatro penaltis al Barcelona: dos en San Mamés (uno a él, otro a Neymar) y dos en el nuevo estadio de la Cerámica (ambos por manos de Bruno). "Que pierda el tiempo analizando mis declaraciones", se limitó a decir de manera despreocupada tras el empate del pasado domingo.

"Cada semana me dan más la razón", proclamó Pique, convencido de que no se echará atrás en esas quejas. Una quejas que vienen de lejos, por mucho que se hayan intensificado últimamente. Vienen, por ejemplo, de marzo del 2013 cuando en un clásico entre Madrid y Barcelona, el azulgrana hizo el gestos de las esposas reclamando un penalti de Sergio Ramos a Adriano.

EL VÍDEO ARBITRAJE

Mientras Busquets reclamaba la ayuda del "vídeo arbitraje", algo que detestan, precisamente, los mismos colegiados, y Mascherano hacía diferencias entre su mano ("yo no me la puedo cortar", dijo el argentino) y la de Bruno en el disparo de Messi ("deben ver cual ocupa un espacio natural y cual no", subrayó el Jefecito), Piqué continúa con su cruzada arbitral. Tiene algo más que la mirada puesta en los jueces de la Liga e inclusó esas protestas con ese gesto en el nuevo estadio de la Cerámica dirigiéndose a Javier Tebas, el presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

"No ha pasado nada. ¿A quién era? Ya lo sabe él", comentó el central enfatizando que se vieron "dos manos claras de Bruno". Manos que unidas a la entrada de Etxeita a Neymar en un penalti como una catedral indignaron a Piqué. Y al Barça, a pesar de que Luis Enrique, el técnico, mantiene un discurso más prudente y diplomático ("hay que ayudar a los árbitros, pero todos, los profesionales los primeros"). El central, en cambio, defiende la vía más beligerante contra un colectivo arbitral, que también va a la batalla.

.

Leo Messi tuvo un bonito detalle con su compañero y amigo Javier Mascherano en la final de la Copa del Rey