El Periódico

El oro es de Messi

La estrella del Barça conquistará su quinto Balón de Oro un año después del desafiante grito de Cristiano

El oro es de Messi

AP / MANU FERNÁNDEZ

Messi marca el 2-0 al Granada tras recibir la asistencia de Suárez.

Domingo, 10 de enero del 2016 - 21:44 CET

Sin un grito, sin apenas levantar la voz, con ese aire tímido que le acompaña desde siempre y que le une al niño que pedía que recordaran su nombre, Leo Messi volverá a subir al escenario desde el que hace un año Cristiano le lanzó un berrido desafiante. La venganza del 10 ha sido terrible. Después de dos años condenado a aplaudir desde la platea a quien pretendía ocupar su trono, Messi regresa a lo grande. No le bastaba conquistar el quinto Balón de Oro sin más y colocarse un poco más encima de los grandes nombres de la historia. Así que para evitar discusiones lo ha hecho con cinco títulos, símbolo del Barça campeón del mundo.

Si la FIFA pretendía mantener el suspense del podio, Messi les ha desmontado el invento. El resultado está bajo llave en un sobre cerrado que se desvelará este lunes en la ceremonia de Zúriich, pero es un secreto a voces. Nadie tiene la más pequeña duda del nombre que aparecerá. Más que nunca, el ganador merece el reconocimiento unánime que debería plasmarse en una diferencia abismal con los otros dos nominados. Cristiano, que ha confirmado su asistencia, sabe que esta vez le tocará quedarse en la platea en silencio y aplaudir. Se ha quedado lejos del reto que se fijó de igualar a quien siempre va por delante. Justo cuando creía acercarse, Leo ha echado a correr y se ha escapado como lo hace constantemente en el campo, con una facilidad nunca vista.

NEYMAR SE ESTRENA

Neymar estará por primera vez en la gala, una aparición que simboliza su ascensión y el reconocimiento que se ha ganado con el Barça. No había un brasileño en el podio desde el 2007 cuando lo conquistó Kaká que ha bendecido a su heredero: «Que Neymar lo gane es cuestión de tiempo». Es probable que esté en el tercer escalón del podio, aunque aquí sí que hay espacio para debatir sobre su situación frente a Cristiano, de la misma manera que algunos echan de menos a la tercera pieza del tridente, Suárez.

El interiorista de Messi ya debe tener preparada otra vitrina en la habitación-museo de su casa de Castelldefels para este balón de 10 kilos al que puede acompaña también el premio Puskas por el gol en el que regateó a medio Athletic en la final de Copa. Espacio no le faltará pero a este paso necesitará una ampliación. ¿Cuántos más puede ganar? Quién lo sabe. Solo tiene 28 años y lleva nueve ediciones consecutivas en el podio. «Los cinco balones pueden quedarse cortos», aseguró Puyol, quien ensalzó la buena sintonía del tridente. «No nos vamos a engañar, sorprende que se lleven tan bien. Y esa es la clave de que las cosas vayan bien. Si no tuvieran esta relación, el Barça, no habría ganado tanto».

Neymar

JUGADOR DEL BARÇA

Leo es el mejor del mundo del mundo. Cada día aprendo más cosas de él. Luis, Leo y yo merecemos copar el Balón de Oro"

En la cabeza de Messi, de todos modos, ya no es una obsesión. O eso dice. «No me puse a pensar tanto sobre esto, hace años que dejé al margen todo eso. No me preocupan los premios individuales, tengo la suerte de haberlo ganado todo y ya lo conseguí. Lo que preocupa es seguir ganando a nivel de grupo y hacer mucho más grande mi nombre a través de los éxitos colectivos», aseguró hace justo un mes en un entrevista a la televisión argentina.

NI LUIS ENRIQUE NI GUARDIOLA

La estrella, además de Neymar, viajará acompañado de Alves e Iniesta, que figurarán en el equipo de los mejores. Luis Enrique, en cambio, se quedará en casa. Reacio a este tipo de galas y a los premios individuales, tendrá que ser un representante del club quien suba al escenario para recoger el que ganará como mejor técnico del año. Tampoco estará Pep Guardiola, concentrado en Catar, ni los jugadores del Bayern nominados. Jorge Sampaoli, triunfador con Chile en la Copa América será el único que asistirá. La FIFA, sin rastro de Blatter, que se perderá una de sus fiestas preferidas, lamentó en una nota la ausencia de Guardiola, aunque comprendiendo las prioridades deportivas de su stage, cuando todavía no se sabía la baja del azulgrana.

Messi será el rey de la gala. Tendrá su traje de Dolce Gabbana preparado y, si al final no le acompaña en el viaje, su hijo Thiago tal vez le despida con la pregunta de siempre: «Papá ¿te vas otra vez al gol?». Esta vez, no. Se va otra vez a recoger el Balón de Oro. El quinto.

La Juve lo volvió a intentar, pero el jugador ya ha tomado la decisión

Leo Messi es la gran sorpresa en la lista para el stage de Inglaterra tras adelantar una semana su regreso