El Periódico

Neymar, el asistente

El delantero brasileño del Barça contabiliza 20 pases de gol esta temporada, 14 de ellos para Messi y Suárez, siete cada uno

Neymar, el asistente

JORDI COTRINA

Neymar elude la entrada de Enzo Pérez y se escapa en una jugada que no acabó en gol por poco.

JORDI TIÓ / MARCOS LÓPEZ / BARCELONA

Lunes, 20 de marzo del 2017 - 20:28 CET

Asiste Neymar y marcan Messi y Suárez. Veinticinco goles lleva el mejor jugador del mundo en la Liga y 21 su amigo uruguayo, pero ambos tienen mucho que agradecer a Neymar, el delantero más desequilibrante del Barça en las últimas semanas. Rompe las defensas (colosal fue su galopada en el minuto 89 ante el Valencia, recorriendo todo el campo, dejando a dos rivales por el camino y sirviendo un gol hecho a André Gomes) y disfruta regalando asistencias, aunque acabaría más feliz los partidos solo con un poco más de suerte cara al gol. Y es que la catarata ofensiva que desborda por la banda izquierda del Barça no acaba de fructificar en un chorro de goles.

Sin ir más lejos, el domingo ante el equipo levantino, Neymar volvió a quedarse a cero, a pesar de ser el más desequilibrante y el que más veces buscó el disparo. Pero ya fuera por el milagroso pie del portero Alves o por el palo (en el disparo de falta) o por falta de puntería, Neymar no pudo redondear una extraordinaria actuación alcanzando los 100 goles como azulgrana (ahora suma 99 en 176 partidos en todas las competiciones).

LOS BENEFICIARIOS

Ocho goles en la Liga, 4 en la Champions y 2 en la Copa son los números realizadores de Neymar en esta campaña, pero donde sus cifras sobresalen por encima de cualquier otro jugador es en las asistencias. Nada menos que 20 pases de gol contabiliza el brasileño en lo que va de campaña, siendo incluso generoso en el reparto: siete han sido para Messi y otras siete para Suárez.

Neymar es el jugador que más faltas ha recibido esta temporada (102) y está a un solo gol de alcanzar los 100 con el Barça en todas las competiciones

Es decir, que entre ambos se reparten el 70% de los pases de gol de su compañero. Y así todos tan amigos, lo que realmente son y se evidencia tanto en los partidos, festejando siempre juntos cada tanto, como en los entrenamientos, donde es imposible ver al tridente por separado, ya sea saliendo del vestuario antes de iniciar los entrenamientos o en los rondos con balón.

LA EXIGENCIA DEL 3-4-3

Las seis asistencias restantes, Neymar las contabiliza de forma individual: Iniesta, Arda Turan, Mathieu, Alcácer, André Gomes y Sergi Roberto (un centro que posibilitó eliminar al PSG) han sido los otros beneficiarios de sus pases. Asiste Neymar, marca, también, y defiende, en otra de las virtudes que mejor ha sabido explotar Luis Enrique, especialmente esta temporada, tras la aplicación del taquicárdico 3-4-3.

Incordia y se parte la cara Suárez con los centrales, acude a veces a la presión Messi (el único que tiene bula para desistir de esa tarea) y aprieta Neymar por la banda, al que esta campaña se le ha visto correr tanto hacia adelante como hacia atrás. Es la exigencia del nuevo sistema, que obliga a trabajar a destajo a los de arriba para no dejar descubiertos a los de abajo.

EL MÁS ATIZADO

Aun así, hasta tres veces se plantó el Valencia en un mano a mano ante Ter Stegen y solo en una acertó Munir. Es el peligro del 3-4-3, pero el divertimento está asegurado. Y si de divertirse se trata, ahí está Ney, dispuesto a echarse el equipo a la espalda cuando el mejor no anda fino, como sucedió ante el PSG, tirando el segundo penalti, el lanzamiento de falta y la asistencia a Sergi Roberto, y dando siempre la cara, por más patadas que reciba. De hecho, es al que más atizan de la Liga (102 faltas le han pitado los árbitros) y, seguramente, es el que menos se arruga de todos. Más bien, las tarascadas surten el efecto contrario del que buscan: cuánto más le dan, más reclama el balón.

Por eso se le echó tanto de menos en Riazor, el último castañazo del Barça en la Liga, y por eso se volvió a disfrutar de él ante el Valencia. Neymar asiste y Messi y Suárez marcan, no hay mejor fórmula para el Barça cuando se llega al tramo decisivo en todas las competiciones.

TEMAS

El jugador quedó sorprendido por la decisión de la FIFA