El Periódico

Jordi Cruyff: "Johan es de todos"

El hijo del extécnico agradece todo el cariño recibido y admite que hubo "un abrazo final" con el Barça

Jordi Cruyff: "Johan es de todos"

JORDI COTRINA

Jordi Cruyff durante el parlamento que ha ofrecido en la sala de prensa del Camp Nou.

Martes, 29 de marzo del 2016 - 14:58 CEST

"Johan no es solo nuestro, sino de todos». Con estas palabras empezó y terminó Jordi Cruyff el agradecimiento en nombre de la familia por las muestras de «cariño, respeto y amor» tras el fallecimiento el pasado jueves de su padre. Johan se ha ido en paz, dijo su hijo. También con el Barça, con el que selló «un abrazo final» para cerrar el distanciamiento que tenía con el club firmando un acuerdo entre las respectivas fundaciones.

Cariño respeto y amor son algunos de los sentimientos que despertó Johan Cruyff en su desaparición, el pasado jueves. Miles de personas, rayando las 60.000, desfilaron por el Camp Nou para rendirle su particular homenaje. Cada uno a su manera. Era el último adiós a un exjugador, a un exentrenador, a un mito que cambió la historia del Barça y del fútbol, reconocen compañeros, discípulos, rivales y admiradores. Queda, tras el quinto día de duelo, en el aún inmenso vacío familiar, un posterior acto catártico, que será el próximo sábado antes y durante el clásico frente al Madrid.

"La última firma que ha hecho mi padre vivo ha sido con el Barça. El abrazo final ha llegado tarde pero justo a tiempo", dice Jordi sobre el acuerdo entre las fundaciones

LA PRIVACIDAD

El incesante desfile de culés por el memorial se interrumpió un par de veces: al mediodía para acomodar la llegada del primer equipo, y luego por la tarde, para que la familia se plantaran ante la fotografía de Johan.

El retrato «de la máxima expresión del fútbol», según Luis Enrique. El rostro de uno «de los mejores jugadores de todos los tiempos» y un entrenador que dejó un legado que él se comprometió a «continuar y mejorar» utilizando los ingredientes principales de la filosofía: «La relación entre el fútbol, el espéctáculo y los resultados».

Los Cruyff recibieron en el Auditori el pésame de amigos, y conocidos. Acudieron excompañeros del Ajax (Sjaak Swart, tricampeón de Europa como Johan), discípulos holandeses (Overmars, Van der Sar, Rijkaard...), azulgranas (Zubizarreta, Koeman, Salinas, Bakero...), exrivales (Jorge Valdano) y admiradores como el tenista Rafa Nadal.

ACUERDO CON LA FUNDACIÓN

Todos abrazaron a los Cruyff, como Cruyff se había abrazado simbólicamente al Barça con el acuerdo tripartito con La Caixa para fomentar el deporte entre los niños discapacitados que atendía el técnico holandés. «La fundación era su ojito derecho», subrayó Jordi, «le dedicaba mucho tiempo y energía». El hijo de Johan se emocionó al ver el vídeo conmemorativo de TV-3 que glosó la figura de su padre y que se emitía constantemente en la sala de condolencias.

El hijo de Johan habló en nombre de toda la familia. Su discurso de agradecimiento empezó con el doctor Toni Tramullas, que encabezó el grupo de médicos que trató a su padre, las enfermeras y el personal del centro médico Teknon y «por primera vez, incluso» a los medios de comunicación por la prudencia guardada desde que Johan anunciara el cáncer de pulmón que acabó con su vida el pasado 24 de marzo. «La privacidad es lo que uno más valora en momentos así».

EL ORGULLO DE LA FAMILIA

No faltó el agradecimiento al Barça, que ha colaborado en homenajear la figura de quien fue su jugador (1973-78) y su entrenador (1988-96) aportando, no solo 13 títulos (dos como futbolista y 11 desde el banquillo), sino un legado en forma de estilo de juego que ha perdurado desde entonces y ha reportado muchísimos más trofeos y admiración mundial.

"Sabemos que mi padre era difícil con las directivas, pero sentía un amor enorme por los aficionados", destaca su hijo

«La última firma que ha hecho mi padre estando vivo ha sido con el Barça», desveló Jordi, aludiendo al contrato entre la fundación y el club. «La paz, el abrazo final, ha llegado tarde pero justo a tiempo», comentó Jordi. Él se marchó del Barça cuando fue despedido su padre por Josep Lluís Núñez en 1996 y dirigió su carrera a otros lares como el Celta y el Manchester United. Militó incluso en el Espanyol. Ahora es el director deportivo del Maccabi Tel Aviv.
  La reconciliación brindó una alegría a los Cruyff en medio del dolor. Y la reacción de los aficionados les ha emocionado. «Nos sentimos muy orgullosos e impresionados», dijo Jordi, a quien aún le parecía «increíble» que su padre haya sido «una fuente de inspiración» para tantas personas. Por ese motivo, aceptaron el memorial público que sugirió el Barça y la oferta de recibir a los vips y amigos en el Auditori. «El Ajax, el Barça y la selección holandesa han sido sus grandes amores futbolísticos», dijo Jordi, en respuesta a la devoción de los aficionados.

«Sabemos que mi padre era difícil con las directivas pero sentía un amor enorme al público, a los aficionados, Y a la gente que trabajaba con él, desde el utillero al entrenador de porteros», insistía Jordi, antes de recordar que «Johan no es solo nuestro», de los Cruyff, “sino de todos». «Ojalá el mensaje que dejó se mantenga», deseó en tiempos de paz.

TEMAS

Piqué volvió a estar inspirado en la celebración del doblete en el Camp Nou. Repasamos sus diez mensajes más punzantes al Real Madrid

Robert Fernández admitió que "a Sandro le abriremos la puerta para que salga"