Trending

FORD

La lucha contra el cáncer y la tecnología automovilística se unen

Técnicas inspiradas por Ford se incorporan a instalaciones de tratamiento de cáncer en Europa.

Ford, con la lucha contra el cáncer
Ford, con la lucha contra el cáncer | FORD

Mike Butler, que trabaja en una planta de fabricación, le diagnosticaron un cáncer. Durante el tratamiento, se le ocurrió que ciertas prácticas que se llevaban a cabo en un lugar de trabajo podrían ser adoptadas por las instalaciones hospitalarias y, así, mejorar su funcionamiento. Butler, junto con sus compañeros de la planta de montaje de Ford (Alemania), investigó y propuso cambios que ahora ya se están implementando en la que se espera que se convierta en la mayor unidad de tratamiento de cáncer de Europa.

Sin embargo, la ayuda no es unidireccional, sino que va en dos direcciones. No solo la planta de fabricación de Ford ayuda a las instalaciones hospitalarias, sino que las instalaciones hospitalarias también ayudan a la planta de montaje, trasladando sus experiencias de trabajo con big data para reforzar la investigación con vehículos del futuro de Ford.

Butler pasó cinco años en salas de tratamiento, “y pensé en cómo podía hacerle la vida más fácil a los pacientes”, explica. “Se me encendió una bombilla cuando me di cuenta que muchos de los sistemas que garantizan que las plantas de fabricación de automóviles funcionen de manera fluida podrían implementarse en hospitales. Ahora tenemos un intercambio de ideas del que se benefician los pacientes actuales, y podrían también ayudar a mejorar la manera en la que nos moveremos en el futuro”, comenta, añadiendo que “cuanto más trabajamos juntos, más sinergias encontramos entre nuestro trabajo y los retos a los que nos enfrentamos en la investigación del cáncer”.

Texto Alternativo
FORD

Gracias a las implementaciones de Ford, se han realizado mejoras como las líneas de colores de los suelos, que hacen que el personal, los pacientes y los visitantes puedan orientarse mejor dentro de las instalaciones, lo que supone que el tratamiento sea menos estresante y más rápido. El uso de pantallas de gran tamaño también ha ayudado a facilitar las comunicaciones entre trabajadores médicos. Además, se propuso la utilización de habitaciones multifunción con separadores móviles en vez de salas y áreas médicas fijas.

El doctor Michael Hallek, por su parte, explica que “con la ayuda de Ford, estamos consiguiendo enormes mejoras que harán más fácil las vidas y tratamientos de futuros pacientes en los próximos años. Y esperamos que algunos de nuestros métodos ayuden a Ford a desarrollar los modelos de movilidad del futuro”.

TEMAS: Ford