Trending

DÍA DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Seat cuenta la historia sobre ruedas de Cristina, que sufre lesión medular

Una joven de 32 años que no puede caminar,se saca el carnet y aprende a manejarse en el coche gracias Seat.

Seat presenta su compromiso con la sociedad con una de sus soluciones para mejorar la vida en situaciones de discapaciad. | motor
@xperezgimenez

Hoy se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad y aunque no lo parezca, Seat tiene un papel protagonista y positivo en la vida de muchas de esas personas que por una circunstancia u otra sufren alguna limitación motriz.

Para dar una muestra de ese compromiso, la marca nos invitó a conocer el caso de Cristina Sales, una joven de 32 años que hace un año y medio sufrió un accidente que le ocasionó una lesión medular que le impide caminar.

Texto Alternativo
Cristina Sales al volante de su Seat León adaptado. | SEAT

Cristina, embajadora del positivismo y la fuerza de voluntad (condición inherente que muchos discapacitados aprenden a demostrar), se quiso sacar el carnet de conducir pese a las complicaciones que a priori eso implicaba. Sin embargo, su tesón y el afán de movilidad la llevaron a trabajar incansablemente hasta lograrlo.

TRABAJO Y MÁS TRABAJO

Durante varios meses estuvo ingresada en el Institut Guttmann de Barcelona donde trabajó duro en su proceso de rehabilitación, ejercitando de nuevo la musculatura de su cuerpo y ganar autonomía. El poder llevar un coche se convirtió en parte de esa autonomía.

Se sacó el carnet de conducir especial para personas discapacitadas, pero antes de ese momento, tuvo que aprender a manejarse con el coche y su silla de ruedas en el centro barcelonés. Para ello contó con la inestimable aportación de Seat, que cedió un Seat León al Institut Guttmann para que con un terapeuta trabajaran con las personas que se encuentran de nuevo con el coche.

Texto Alternativo
A veces la ayuda de su madre es una aportación ideal para cargar la silla. | SEAT

Entrar, salir y plegar. Desplegar, sentarse y cerrar la puerta. Así cientos, miles de veces. “Tengo que estar físicamente muy preparada, hacer deporte prácticamente cada día y no parar nunca con el proceso de recuperación. He mejorado muchísimo y me voy autosuperando”. 

Texto Alternativo
Trabajo con Mónica, su fisioterapeuta, en Step by Step. | SEAT

Mónica, una de las fisioterapeutas de la Fundación Step by Step de Barcelona donde se trata Cristina, reconoce que el hecho de no ponerse límites es una de las claves de la recuperación de esta joven de 32 años.

Hoy Cristina usa el coche a diario. Es una conductora más en la carretera.

CONDUCIR ES LIBERTAD

“El coche es para mí imprescindible, ahora mismo no podría vivir sin usarlo. Es mi vida y para mí significa libertad, ya que puedo ir donde quiera y cuando quiera, y esto para mí es vital”, comenta al volante de un Seat León adaptado. Conduce habitualmente y ha conseguido dominar la técnica, aunque a menudo sigue necesitando ayuda, sobre todo, para cargar la silla.

Texto Alternativo
Cristina ya domina la técnica para entrar y salir del coche. | SEAT

“No es un camino fácil”, confiesa, y en muchas ocasiones siente “nostalgia de caminar”. A pesar de vivir momentos duros y pasar por un proceso difícil, “lo más importante es aceptar tu nuevo cuerpo”, sostiene Cristina. La ayuda de su entorno es clave, pero sobre todo lo más importante es que ninguno de sus amigos la ha hecho sentir diferente. Ese es uno de los grandes secretos para llevar una vida normal pese a la discapacidad.

Texto Alternativo
El uso de un guante acelerador es de máxima utilidad. | SEAT

Además, esa normalidad tiene otro reflejo más allá del de conducir a diario. Ahora, en esta nueva etapa, Cristina ve cumplir un sueño: “Una de mis primeras preocupaciones cuando supe de mi lesión era saber si podía llegar a ser madre”, explica. Actualmente está embarazada y espera la llegada de una niña, que “saldrá con más amor y cariño que ningún bebé de este mundo”. Seguro que de mayor recordará a su madre paseándola en el coche, y no en el de bebés, sino en el Seat León de verdad.