Juegos

GRAN TURISMO SPORT

Gran Turismo Sport, creado para competir

La nueva edición del videojuego de motor se desmarca del resto de la saga y apuesta por los eSports y la conectividad.

30910395251 399199042f o
Gran Turismo Sport, compitiendo en Nürburgring. | GT SPORT

Mañana sale al mercado uno de los videojuegos más esperados del añoGran Turismo Sport. Esta saga, que lanzó la primera entrega ya en 1997, es la que más ha vendido en la historia del género de las carreras. Ahora, Kazunori Yamauchi, el visionario que imaginó que una PlayStation podría reproducir el comportamiento de los vehículos y que se podría competir contra gente de todo el mundo mediante una pantalla, ha querido cambiar el rumbo de una saga orientada al jugador individual y orientarla hacia los eSports y la conectividad.

El pasado 10 de octubre, con motivo de la Barcelona Games WorldYamauchi estuvo en la ciudad condal para presentar su nueva creación ante cientos de aficionados. Acompañado por Lucas Ordóñez, flamante ganador de la GT Academy en 2008, un programa de Nissan y Gran Turismo que se propone llevar a jugadores de videojuegos a competir en las pistas reales, el japonés hizo hincapié en que la saga ha cambiado.

Texto Alternativo
Kazunori Yamauchi en la Barcelona Games World. | MOTOR

El mismo Ordóñez aseguró que, esta vez, Yamauchi ha querido mirar de frente hacia un mundo aún por explotar, el de los eSports. "Va a ser el primer simulador dedicado a los eSports de la saga. Va a marcar la diferencia, además, que sea homologación FIA y que el campeón del torneo oficial (del cual los detalles aún se desconocen) vaya a ser galardonado en la gala de la FIA junto al campeón de la Fórmula 1". De esta manera Gran Turismo da un salto sin red hacia un terreno que se aleja un poco de lo conocido hasta ahora con el punto de mira en la competición y en la conectividad entre todos sus usuarios. 

COMPETICIÓN PURA Y CONECTADA

Ordóñez, en declaraciones exclusivas para Motor Zeta, pudo adelantar algunas características del juego de Plyphony Digital que demuestran el giro que ha tomado la saga. "Las carreras tendrán normativa FIA y se llevará un control del nivel de cada jugador, de su estilo de conducción y de su limpieza. Si eres sucio contra otros jugadores te resta puntos. Todo este ranking generará que las carreras sean más limpias". 

Una de las dudas que inunda al público general, aquel no especializado, es la accesibilidad del título. Muchos simuladores pecan de una profundidad tan elevada que requiere horas de práctica y especialización y conocimiento de cada coche y circuito. Ordóñez admitió que Kazunori Yamauchi siempre busca un comportamiento lo más real posible del coche, mediante el escaneo de los baches de las carreteras y la motorización del comportamiento de sus homólogos reales. Sin embargo, Gran Turismo es y será un videojuego dedicado al gran público. "Hay que ser realista. Gran Turismo es la saga más vendida de la historia. Si te centras en buscar la mayor exigencia de físicas para un piloto, al final recortas el público. El fin de GT Sport es competir y divertirse", dijo el piloto español. Sin embargo, tal y como se han esforzado en repetir estos últimos meses, la nueva entrega de Gran Turismo es un videojuego para competir. "Kazunori quiere que todo el mundo pueda competir y disfrutar de la competición sin tener que comprar un simulador carísimo y profesional para ganar carreras. El objetivo es que todo el mundo disfrute y que el ranking te sitúe con pilotos del mismo nivel que el tuyo", añadió.

Texto Alternativo
Lucas Ordóñez durante las 24 horas de Le Mans. | LUCAS ORDÓÑEZ

Tal y como avanzó Motor ZetaGran Turismo incluye un editor de coches que permite diseñar la decoración de los vehículos para luego compartirla en una especie de red social que conecta a todos los jugadores del videojuego. Sin embargo, la experiencia social de GT Sport va mucho más allá. Al centrarse en los eSports, los desarrolladores han trabajado muchísimo en la faceta social del juego, de manera que compartir las carreras en Youtube va a ser facilísimo. "Se ha puesto mucho énfasis en que el streaming y la calidad de las retransmisiones de las carreras sea muy buena y realista y que eso permita que los jugadores y sus amigos estén conectados y comenten la carrera mientras todo el mundo la puede ver", explicó Ordóñez.

¿UN VIDEOJUEGO PUEDE FORMAR PILOTOS?

Es una de las preguntas más recurrentes en el mundo del motor. De hecho, además de GT Academy y Nissan, ya hay otras marcas que utilizan los eSports para encontrar pilotos y, sin ir más lejos, la Fórmula 1 ya ha dejado claro que los simuladores pueden ser una gran herramienta para probar cambios que se podrían trasladar a la competición real. Además, F1 2017 ya tiene programado un torneo con final en Abu Dhabi el mismo día que termina el mundial. 

Texto Alternativo
Lucas Ordóñez ganó la GT Academy y se convirtió en piloto profesional. | MOTOR

Queda claro, pues, que los simuladores emergen como una alternativa asequible a todo el proceso de formación mediante karts y competición. De hecho, Lucas Ordóñez es un ejemplo de ello ya que, tras ganar la GT Academy, ha terminado participando en las 24 horas de Le Mans. El piloto español lo tiene claro y, además, cree que es una opción con mucho recorrido. "Yo gané la GT Academy en 2008 y me cambió la vida. Me he convertido en piloto de carreras gracias a Gran Turismo. Los simuladores ayudan a mejorar a pilotos profesionales y ojalá las marcas sigan apostando por formar pilotos virtuales y llevándolos a las pistas reales", dijo antes de hacer una última referencia a los eSports. "Solo puede ir para arriba mejorando el interés y el nivel de competición. Las marcas se involucrarán y creo que esto generará mucho y, que al final, un campeón de GT Sport podrá llegar a ser piloto profesional".

En la Barcelona Games World, Ordóñez ya demostró, junto a los pilotos Miguel Molina, Dani Juncadella, Dani Clos y Albert Costa, que en GT Sport se puede competir de verdad haciendo una carrera virtual contra ellos. Ahora, le toca al mundo recibir un título tan ambicioso que podría redefinir todo un género y suponer una revolución para los eSports.