Trending

MEDIO AMBIENTE

Estudiantes de universidad crean el primer coche biodegradable

Aunque la idea de crear un vehículo biodegradable no sea nueva, estudiantes de la Universidad de Eindhoven la han convertido en realidad.

Vehículo biodegradable
Vehículo biodegradable | MOTOR

Si el coche eléctrico ya nos parece todo un avance en cuanto a la preservación del medio ambiente, el vehículo biodegradable ya debe ser el súmmum para la causa. En este caso, no ha sido mérito de ninguna gran marca de automóviles, sino de un grupo de estudiantes de la Universidad de Eindhoven, en los Países Bajos, que han presentado un proyecto llamado Lina, que se ha fabricado con materiales biodegradables casi por completo.

El prototipo urbano cuenta con cuatro plazas, mide 3,5 metros de largo, 1,3 metros de ancho, entre 1,3 y 1,4 metros de altura y un peso de 310 kilogramos para su estructura biodegradable, sin contar con el peso adicional de las baterías.

Como no podía ser de otra manera, el sistema de propulsión de Lina es eléctrico y está formado por dos motores que envían su fuerza únicamente al eje delantero y por tres baterías modulares de iones de litio, para poder alcanzar una potencia de 7,5 kW, 10 CV y un par máximo de 137 Nm. Con estas características, Lina, el primer biodegradable es capaz de alcanzar entre los 80 y los 85 km/h. Todo un pequeño monstruo.

Los materiales biodegradables se han utilizado para la mayoría de sus partes, como el chasis, la carrocería y el interior al completo. Según sus creadores, la principal ventaja del uso de estos materiales, además de su descomposición en elementos químicos naturales, es la ligereza con la que dotan al vehículo y la eficiencia que, por lo tanto, le dan.

Por otro lado, uno de los pocos componentes que no es biodegradable es la suspensión, de tipo McPherson, y los neumáticos, con medidas 110/80 R16. Por último, el sistema de frenos está compuesto por discos delante y detrás.