Pruebas

MACBOR ROCKSTER 125i

Macbor Rockster 125i, el mejor arranque posible

Estética, facilidad de manejo, equipamiento y precio son parte de los atractivos de esta 125cc

Macbor Rockster 125i
Macbor Rockster 125i | AGENCIAS
@sergimejias

La categoría del octavo de litro vive un incesante goteo de modelos, de propuestas que amplían el universo de posibilidades a aquellos usuarios que o bien se benefician de la convalidación del carnet o disponen del A1. En este caso concreto estamos ante la Rockster 125i, punta de lanza de esta nueva etapa de la firma Macbor, perteneciente al Grupo Bordoy.

La estética custom es su tarjeta de presentación, con una posición de conducción definida por la ubicación adelantada de las estriberas, que como detalle de los acabados llegan en forma de plataforma plana. El confort, tanto para el conductor como para el pasajero, está asegurado por un mullido asiento.

La facilidad de conducción de la Rockster 125i la garantiza una posición de conducción natural, asidos a un amplio manillar que ofrece un magnífico control. Además, el voluntarioso propulsor y la frenada combinada también ayudan. Con ella es muy fácil maniobrar en parado gracias a un altura del asiento de 720 milímetros, que nos permite hacer pie sin muchos problemas, y a un peso de 142 kilos.

El propulsor de esta Rockster 125i destaca por su bajo consumo, de unos 2,7 litros cada 100 kilómetros. De la nueva Macbor también destaca su nivel de equipamiento, con detalles como la instrumentación analógica y digital con indicador de marcha engranada y punto muerto, el freno de disco lobulado, la frenada combinada CBS, la iluminación led, los amortiguadores traseros con depósito separado, así como el caballete central y lateral. El precio, 2.199 euros, resulta muy competitivo. Negro y rojo son los colores disponibles. 

Ficha técnica

  • motor 1 cil, 4t
  • cilindrada 124,7cc
  • potencia 10,6 CV
  • peso 142 kilos
  • altura asiento 720 mm
  • cap. depósito 13,5 litros
  • precio 2.199 €