TESLA

Tesla instalará la batería más grande del mundo en Australia

Elon Musk asegura que, con 100 MW de capacidad, multiplica por tres la segunda más grande del mundo (30 MW).

1456562410351177796
Elon Musk mira mucho más allá de los coches. | MOTOR

Pasearse por el perfil de Twitter de Elon Musk, presidente de Tesla, no tiene desperdicio, pues casi cada día anuncia alguna acción que su empresa llevará a cabo próximamente. Hace una semana fueron los detalles del Model 3, hace unos días la confirmación de las patentes concedidas a la marca por el diseño de tres llantas del citado Model 3 y, ahora, Musk sorprende con un anuncio peculiar. El presidente de la compañía californiana ha hecho público que instalará la batería de litio más grande del mundo en Australia.

El parque eólico de Jamestown, en el sur de Australia, será la casa de esta batería gracias a un acuerdo entre Tesla y el gobierno del estado. Además, tal y como expresó el mismo Musk cuando empezaron los rumores en marzo, la instalación estará completa en 100 días o su empresa se hará cargo de los costes de instalación. La batería, que tendra 100 megavatios (MW) de capacidad, almacenará la energía proveniente del parque eólico donde estará situada, propiedad de la compañía Noen's Hornsdale Wind Farm.

APUESTA ARRIESGADA

La promesa de Musk encierra un riesgo alto para su persona, pues él mismo ha estimado que el coste total para poner en funcionamiento esta gran batería podría ser de "50 millones de dólares o más". "Si Australia se va a arriesgar, nosotros también", dijo Musk. La región sur del gran país sufre problemas energéticos desde que, en septiembre de 2016, sufrieran un apagón general que afectó a todo el estado.

Texto Alternativo
El parque de Jamestown espera impaciente la gran batería. | MOTOR

Para resolver el problema, el gobierno anunció una serie de medidas para mejorar la estabilidad energética de la región, entre las cuales se encontraba la instalación de la batería de 100 MW y la construcción de una planta de gas de 360 millones de dólares. Elon Musk, en una rueda de prensa en Adelaide, declaró que el proyecto es arriesgado pero también que es muy importante. "Realmente hay algo de riesgo, porque va a ser la batería más grande del mundo por mucho... La siguiente en el planeta es de 30 MW", dijo el presidente de Tesla.  

OBJETIVO AMBICIOSO

Ciertamente, el proyecto es ambicioso pero necesario para la estabilidad de la región. El objetivo de instalar una batería con tanta capacidad es evitar que ocurra otra debacle como la del otoño pasado. Su instalación ofrecerá garantías en situaciones de emergencia porque podrá ofrecer toda la energía que tenga almacenada. En condiciones normales, su función será estabilizar la producción de energías renovables.

Texto Alternativo
El parque aún se está terminando de construir. | MOTOR

"Se puede cargar la batería cuando hay exceso de energía y el coste de producción es menor y descargar cuando el coste sube", expuso el presidente de Tesla. "Este proceso, además, disminuiría el precio para el cliente final", acabó. Por su parte, el primer ministro del estado, Jay Weatherill, se mostró orgulloso porque, con el proyecto, la región sur de Australia será la primera del país en producción de energía renovable y la primera del mundo en almacenamiento de energía. "Esto transformará completamente la manera en la que la energía renovable se almacena, estabilizará la red enérgica del sur de Australia y rebajará los precios", dijo el político.

TESLA, LOS ELEGIDOS

Según Weatherill, hubo 91 compañías que presentaron sus proyectos para la instalación de la batería, pero finalmente fue el gigante californiano el elegido. Además, el ímpetu de Musk con su promesa de instalar y poner en funcionamiento la batería en 100 días a cambio de pagarla él si no cumple su palabra también sumó. 

El plan de Tesla ahora es instalar todo lo necesario para poner en funcionamiento la batería de litio más grande del mundo antes de 100 días. Además, Musk ha expresado la idea de hacer que el lugar sea impactante para convertirlo en una atracción turística. La ambición de Tesla y su presidente no tiene límites y, con proyectos como este, o la creación de su propio servicio de música en streaming, deja patente que la producción de vehículos dista mucho de ser su única prioridad.