NISSAN

Sudar puede ser peligroso para la conducción

La deshidratación puede tener el mismo peligro para la circulación que conducir con una tasa de alcohol de 0,8.

Nissan desarrolla una tecnología para alertar al conductor de la deshidratación. | NISSAN

Raymond Blancafort

Alcohol y conducción no riman, sino todo lo contrario. Las drogas, por supuesto, tampoco. Por eso conducir con exceso de alcohol y bajo los efectos de drogas es multable e incluso punible penalmente. Todos lo sabemos… aunque muchos creen que los límites legales son exagerados.

Pero hay muchas otras situaciones de peligro al volante que no son detectadas o se minimizan sus efectos y que se dan a diario. Conducir bajo los efectos de determinados medicamentos. Cansancio, estados de euforia, depresivos o de irritación. También determinadas molestias físicas como irritaciones, picores, irritaciones oculares, alergias, tos y/o estornudos compulsivos, etc.

Pero los responsables de Nissan han identificado uno importante: la deshidratación. Y si hay detectores de fatiga o dispositivos que impiden arrancar el coche sin pasar un ‘control de alcoholemia’, también puede haber detectores de hidratación.

TAN PELIGROSO COMO BEBER ALCOHOL

Quizás hemos detectado personalmente ese instante, aunque posiblemente sin relacionarlo con la conducción. En verano, sin aire acondicionado, con las ventanillas cerradas y un calor insoportable en el habitáculo que nos hace sudar, sudar, sudar.

Texto Alternativo

En estudio fue realizado en 2015, financiado por el Instituto Europeo de Hidratación y realizado por la Universidad de Loughborough, en el que colaboró el piloto de Nissan, el español Lucas Ordóñez, puso en evidencia que dos tercios de los conductores son incapaces de reconocer los síntomas de deshidratación: cansancio, mareos, dolor de cabeza, boca seca y tiempos de reacción más lentos. Pero sobre todo descubrió descubrió que:

  • Los conductores que habían consumido sólo un sorbo de agua (25 ml) por hora hicieron más del doble del número de errores en la carretera que los que estaban bien hidratados
  • El número de errores fue equivalente al de las personas con un contenido de alcohol en la sangre del 0,08%
  • Los errores incluyeron el frenado tardío, la deriva dentro de un carril e incluso cruzar líneas de carril

El simple acto de beber más agua puede ayudar a resolver el problema. Elgo que ya había evidencia un estudio de 2013: las personas que beben agua antes de comenzar una tarea mental reacciónan un 14% más rápido que las que no han bebido.

Para solventar este problema Nissan, junto a la empresa holandesa Droog han desarrollado una tapicería especial que actúa como ‘sensor de deshidratación’. En condiciones normales es de color azul… pero analiza el sudor y se torna amarilla al detectar la deshidratación. Señal de alarma que debería obligar a parar e hidratarse.

Por el momento no parece que vaya a ser muy útil en los coches de serie, pero quizás en un futuro sea una opción interesante al menos en los mercados más calurosos.