movilidad eléctrica

El Grupo Volkswagen instalará 2.800 estaciones de carga en Estados Unidos

Lo hace a través de su filial, Electrify America, con el objetivo de crear una infraestructura apta para el futuro eléctrico.

Punto carga volkswagen e-golf
El e-Golf es una de las apuestas eléctricas de Volkswagen. | VOLKSWAGEN

Laerke Saura Birk

El Grupo Volkswagen ha hecho una decidida apuesta eléctrica. El gobierno de Donald Trump no ha sido un obstáculo para el fabricante, que ha decidido instalar 2.800 puntos de carga eléctricos cerca de las 17 ciudades más grandes del país antes de junio de 2019. Lo hace a través de su filial, Electrify America, una organización dedicada a crear infraestructura y programas educativos sobre la movilidad eléctrica en Estados Unidos.

El fabricante alemán ha prometido invertir 800 millones de dólares en California y un total de 2 mil millones de dólares en el país americano a favor de la movilidad sostenible, algo que cumple con el acuerdo posterior al caso Dieselgate, que ha costado a Volkswagen hasta 30 mil millones de dólares.

Otros fabricantes como General Motors o Ford Motor Company ya han anunciado sus planes para dar luz a grandes familias de vehículos eléctricos en los próximos años, tratando así de hacerse un hueco en el mercado después de las pérdidas de Tesla, que ahora mismo debe enfrentarse a las cifras negativas que está dando el Model 3.

LA CLAVE ES LA INFRAESTRUCTURA

"Una de las grandes barreras del mercado para la adopción de vehículos eléctricos es el acceso a la recarga", ha dicho Mark McNabb, jefe ejecutivo de Electrify America. Es un hecho: la falta de puntos de recarga para el uso público es una de las barreras que hace que los consumidores no se hayan decantado aún por esta forma de movilidad. Es por eso que Electrify America se ha puesto manos a la obra con su proyecto, y ha seleccionado ya empresas dedicadas a la instalación de puntos de recarga como SemaConnectEV Connect y Greenlots, que se encargaran de instalar estas nuevas estaciones.