Coche Autónomo

VIDEOJUEGOS

Al servicio de la Tecnología

Videojuegos como Grand Theft Auto V son utilizados cada vez más por investigadores e ingenieros para obtener información muy útil para el desarrollo del vehículo autónomo.

331-1920
Grand Theft Auto V | Rockstar Games

Puede un videojuego ayudar al desarrollo de nuevas tecnologías para el mercado de la automoción. Pues parece que sí, que sirven más que para echar unas horas delante de la pantalla. Cada vez más empresas comienzan a utilizar este tipo de elementos para poner a prueba sus tecnologías y obtener información fiable para el desarrollo de las mismas.

Vivimos en una época en la que los primeros coches autónomos o semiautónomos están llegando al mercado para marcar un nuevo hito en la historia de la automoción. Varias de los fabricantes de vehículos todavía no han conseguido comercializar y apuran sus últimas investigaciones para acelerar la producción y reducir los plazos.

Pero la verdad es que las pruebas que se realizan en la carretera no son necesarias para avanzar todo lo rápido que les gustaría. Esto es por lo que cada vez más diseñadores e ingenieros recurren a simuladores realistas para hacer en ellos las miles de pruebas seguidas que en carreteras reales costaría mucho tiempo y dinero realizar.

Texto Alternativo
Vehículo Autónomo

“Fiarse solo de información obtenida de la carretera no es práctico” dice Davide Bacchet, quien lidera el esfuerzo de simulación en California para Nio, una start-up que tiene como objetivo introducir un vehículo autónomo de propulsión eléctrica en el mercado estadounidense para el año 2020. “Con simulación, tú puedes repetir el mismo escenario una y otra vez infinitamente y luego testarlo otra vez en la realidad”.

Videojuegos como Grand Theft Auto V permiten realizar miles de pruebas por el método de ensayo error que transmiten a los desarrolladores averiguar qué aspectos deben cambiar o mejorar en las posteriores pruebas reales.

El año pasado, científicos de la Universidad Tecnológica de Darmstad en Alemania junto con Intel Labs elaboraron una manera para sacar información visual de Grand Theft Auto V. Ahora, varios investigadores y diseñadores han derivado algoritmos del software de este videojuego para poder utilizarlo en el desarrollo de tecnologías de conducción autónoma.

Al margen del funcionamiento real del juego o el uso que hacen los jugadores, la verdad es que la última entrega de la creación de Rockstar Games se asemeja mucho a la realidad con 262 tipos de vehículos, más de 1.000 peatones impredecibles, 14 condiciones climatológicas distintas, semáforos, señales de tráfico… Todos estos elementos hacen que los desarrolladores tengan un escenario paralelo para realizar todo tipo de pruebas.

La idea no es que las autopistas y carreteras de la ciudad ficticia de Los Santos sustituyan a las carreteras reales, pero este juego, es “el ambiente virtual más rico del que se puede sacar información”, dice Alain Kornhauser, profesor de la Universidad de Princeton y consejero del equipo de Ingenieria del Vehículo Autónomo de Princeton.