Coche Autónomo

CONDUCCIÓN AUTÓNOMA

Nvidia crea un chip que permitiría conseguir la conducción autónoma total

El sistema de Nvidia podría servir para crear coches sin volantes, pedales o incluso espejos.

Intel Mobileye coche autónomo
Nvidia, Intel, y las propias marcas: son muchos los actores que quieren hacer llegar el coche autónomo. | INTEL

Laerke Saura Birk

Quien soñaba con la conducción autónoma, debe saber que tiene su fantasía un poco más cerca. Nvidia ha dado un paso de gigante para que el desarrollo de estos vehículos esté algo más cerca: ha creado un chip que permitiría alcanzar el nivel máximo de conducción autónoma. Esto pues, sería una herramienta más que útil (o trascendental) para que los fabricantes de automóviles puedan empezar a crear coches autónomos sin ningún tipo de limitación.

Se trata de un chip que funcionaría con el sistema Drive PX (un sistema que ya ha llegado a su tercera generación), que sería capaz de crear vehículos autónomos del nivel cinco definido por la industria (es decir, 100% autónomos). Nvidia cuenta que este sistema es capaz de realizar 320 billones de operaciones por segundo. 

Pero va más allá: combinado con otros sistemas, el chip permitiría que las marcas empezasen a fabricar vehículos sin elementos tan característicos como volantes, pedales o espejos. Estaríamos hablando de un coche completamente diferente a lo que conocemos. Los fabricantes de vehículos podrán hacerse con este sistema a la segunda mitad de 2018.

Algunas marcas ya empiezan a tener planes en relación con este chip. Por ejemplo, la empresa de transportes y de logística DHL, junto con ZF, han planeado distribuir una flota de camiones autónomos en 2019 usando esta misma plataforma. De momento, las empresas tendrán que enfrentarse a las legislaciones de los distintos países, y analizar la regulación (en casos inexistente) de algunos territorios.