Coche Autónomo

COCHE AUTÓNOMO

Nueva York se prepara para la invasión del coche autónomo

La Gran Manzana permitirá que los desarrolladores de esta tecnología puedan probarla en vías abiertas a la circulación.

self-driving-uber
Uber podrá probrar su tecnología autónoma en la Gran Manzana. | UBER

Muchos fabricantes han presentado prototipos o han anunciado que lanzarán vehículos con función autónoma. Skoda, por ejemplo, presentó el Visión E y Faraday Future el FF 91, su superdeportivo eléctrico de 1.000 CV. Otras marcas, como Hyundai con el Ioniq Autónomo, incluso han creado spots mostrando sus esfuerzos en desarrollar esta tecnología. Por su parte, Google, Uber Tesla también dedican grandes esfuerzos en encontrar la fórmula que les haga convertirse en una referencia de estos sistemas. Ahora mismo, el sector es una guerra y todos batallan por ser el más fuerte.

Uber y Google, sobre todo, están trabajando en desarrollar sistemas que luego pretenden implementar en vehículos de otros fabricantes, es decir, que buscarán socios dentro del sector. Mientras, ambas empresas están probando sus productos en carreteras cerradas y en algunos estados, como Michigan California, donde pueden ponerlos a prueba en vías abiertas a la circulación. Sin embargo son pocos los territorios que permiten los test en carreteras públicas. 

NUEVA YORK SE ABRE AL PROGRESO

Después del área de Silicon Valley, centro tecnológico de Estados Unidos, y Michigan, parece ser que el estado de Nueva York ha decidido ponerse al día y modificar su legislación para permitir pruebas de vehículos eléctricos. El gobernador del territorio, Andrew Cuomo, anunció un programa que permitirá la prueba de esta tecnología en la vía pública. Sin embargo, este anuncio no quiere decir que las carreteras de la Gran Manzana se llenen de coches autónomos porque las compañías no podrán realizar test libres. 

Texto Alternativo
Las carreteras de Nueva York se preparan para albergar vehículos autónomos. | MOTOR

Cuomo anunció que los fabricantes y empresas que quieran probar sus productos deben, primero, presentar una candidatura para adherirse al programa. En caso de que el estado acepte el proyecto, podrán empezar a probar su tecnología. Aun así, habrá varias medidas de seguridad. En primer lugar, siempre habrá una unidad de la policía de Nueva York siguiendo el trayecto del vehículo autónomo y, además, siempre tendrá que haber un conductor con todos los permisos en regla montado en el coche por si hay que echar mano al volante.

POR TIEMPO LIMITADO

En Uber, Tesla o Waymo, que trabaja con Google, seguro que están contentos por la decisión del estado de Nueva York. Sin embargo, también es seguro que les hubiera gustado más libertad para realizar sus pruebas y no tener tantas limitaciones. La noticia que no les hará tanta gracia es que el programa piloto y la ley que permitirá la circulación de vehículos autónomos por las carreteras 'caducarán' el 1 de abril de 2018. Esto no quiere decir que en una futuro, si la experiencia es satisfactoria, se repita pero impone una limitación de tiempo para trabajar y probar sus productos.

Texto Alternativo
Vehículo con sistema autónomo de Waymo. | WAYMO

Pese a los numerosos puntos a tener en cuenta, probar estas tecnologías en Nueva York supone una gran oportunidad y todo un reto para las empresas. Si antes solo podían hacer test en zonas con poco tráfico y alejados de grandes núcleos de población, ahora podrán ver como responden sus sistemas con un tráfico considerable y con una cantidad de carreteras distintas abrumadora. 

La principal preocupación acerca de los vehículos autónomos, y bien lo sabe Uber, es la seguridad. El doctor de la Universidad de Buffalo e ingeniero, Chunming Qiao, trabaja en el desarrollo de tecnología para los futuros coches autónomos y cree que aún hay que trabajar mucho. Sin embargo asegura que la seguridad dejará de ser un problema. "Los vehículos autónomos tienen mucho potencial y mejorarán su seguridad y eficiencia". 

El futuro avanza hacia una carretera dominada por estos vehículos. Sin embargo, aún queda un largo camino por recorrer pasando por el salto a los coches 100% eléctricos y terminando por una red de medios de transporte autónomos que permita desplazarse de una manera segura y efectiva.

TEMAS: Skoda