Fábricas

VOLKSWAGEN POLO

Radiografía del coche más producido en España

El Polo es el modelo más vendido de su segmento en Europa y el único fabricado en España que figura en las lista de los 20 más vendidos del mundo.

Volkswagen Polo
Volkswagen Polo | AGENCIAS

El Volkswagen Polo es uno de los coches de más éxito mundial. Eso es un hecho. Entre todas las estadísticas, destaca que se considere el coche más producido y exportado de España, que sea el modelo más vendido de su segmento en Europa, que sea el único coche fabricado en España que figure en la lista de los 20 más vendidos del mundo, que sea el tercer modelo preferido por los consumidores europeos e, incluso, que se haya proclamado Campeón del Mundo de Rallyes durante cuatro años consecutivos.

El Polo, que hizo su debut en el año 1975, se fabrica en España desde 1984 y, desde entonces, no ha parado de cosechar éxitos. De hecho, hasta la fecha 31 de mayo de 2017 en la factoría Volkswagen Navarra se han fabricado nada más y nada menos que 7.559.320 unidades. Esta elevadísima cifra se debe a que cada 55 segundos sale un Polo de la cadena de montaje de la planta de Pamplona.

Por otro lado, el modelo destaca claramente en uno de los colores con los que se ha puesto a la venta. Y es que uno de cada tres clientes europeos elige el color blanco para su Polo. Además, el Blanco Puro es el elegido por cerca del 40% de los clientes españoles. Por no hablar de los japoneses, que también se decantan en su mayoría por este color. Resulta curioso, pues, que uno de los colores que cuenta con menos adeptos sea, precisamente, otro tipo de blanco, el Orix con efecto perlado, ya que tan solo un 0,41% de los Polo producidos en 2016 fueron de este tono.

Texto Alternativo
Radiografía del Volkswagen Polo | VOLKSWAGEN

No obstante, el Polo no tiene porqué ser siempre blanco, ya que existen otras opciones para el modelo. De hecho, de la cadena de montaje de la planta navarra ha salido alguno muy colorido, como el Harlequín en el año 1995. Este Polo se mantiene como uno de los modelos más icónicos de la saga, ya que es imposible olvidar su carrocería vestida con una combinación un tanto peculiar y nada discreta de colores amarillo, verde, rojo y azul, como si de un tablero de parchís se tratara.

En cuanto al motor, los compradores se decantan por versiones de gasolina. Así, un elevado 77% de los Polo fabricados durante el pasado año en Navarra equipaban este tipo de motorización, mientras que el 21% optaba por cambio automático DSG.

Por su parte, las nuevas tecnologías como la conectividad ganan adeptos entre los clientes del Polo y en el año 2016 el 30% de coches producidos en Landaben equipaba el sistema App Connect, una extensión del móvil que permite tener las aplicaciones del móvil en nuestro vehículo.

TEMAS: Volkswagen