MotoGP

MotoGP

Marc Márquez, rumbo a su circuito talismán de Austin

El de Cervera viaja a EE.UU convencido de poder remontar su mal inicio de temporada en el circuito más propicio del Mundial

Márquez, dominador absoluto en el circuito de Austin
Márquez, dominador absoluto en el circuito de Austin | afp

Sport.es

Marc Márquez llega este fin de semana a su pista talismán, el circuito de las Américas, en Austin (Texas) en busca de la reacción. El piloto de Honda, que viaja este martes rumbo a EE.UU, está viviendo su peor debut de campeonato desde que se estrenó en MotoGP. En las dos primeras pruebas del calendario 2017, no ha conseguido subir al podio (fue cuarto en Catar y se cayó en Argentina). Marcha octavo a 37 puntos del líder Maverick Viñales, una diferencia devastadora que él confía en empezar a remontar a partir de este domingo.

Austin fue el escenario de la primera victoria de Marc Márquez en la máxima cilindrada. Fue incluido en el Mundial coincidiendo con su debut en la categoría en 2013 y desde ese año el piloto de Cervera se ha mostrado intratable aquí: cuatro victorias, cuatro poles y tres de cuatro vueltas rápidas en carrera. Sólo Andrea Iannone en 2015 le privó de repetir el grand slam.

Ahora Marc está convencido de poder remontar su situación, aunque insiste en que, por muy bueno que sea su palmarés en este trazado, nunca hay que cantar victoria antes de subirse a la moto. "En Austin tengo un palmarés muy bueno pero eso no significa que llegaré y ganaré. Después la carrera de Argentina, donde sufrí una caída que no esperaba, estoy contento de ir una pista que me gusta tanto, aunque por supuesto hubiera preferido llegar en una mejor posición en la clasificación", valora.

"Estamos a punto de empezar otro fin de semana de carreras y daremos el cien por cien para intentar conseguir nuestro primer podio de la temporada. Tengo muy buenos recuerdos de Austin y para mí es una de las mejores citas del calendario. Me gusta el trazado del circuito, porque tiene muchas secciones y curvas distintas y muchos cambios de elevación. También me encanta el estilo americano, con todos los aficionados disfrutando del deporte y el ambiente en el circuito", añade Márquez.

"Si hay la mínima opción de ganar en Austin lo intentaré, pero hay que entender bien si se puede. Se tiene que trabajar y ver el domingo a dónde podemos llegar. Pero es un circuito bueno para por lo menos tratar de conseguir el primer podio del año", advierte.