Fórmula 1

FÓRMULA 1

Hamilton se luce con la cuarta victoria consecutivaa

Lewis ha ganado la carrera con autoridad y Raikkonen y Vettel han tenido que entrar a cambiar un neumático desintegrado en la última vuelta.

Kimi ha perdido la segunda plaza y Sebastian, que era cuarto, ha caído hasta la séptima posición.

Hamilton, eufórico en el podio
Hamilton, eufórico en el podio | AFP
@F1Viaplana

Cuarta victoria consecutiva de Lewis Hamilton en el GP de Gran Bretaña, la quinta en este trazado de Silverstone y el inglés, al que han acompañado en el podio Bottas y Raikkonen, ha puesto el campeonato patas arriba. Llegó con 20 puntos de desventaja y se va a solo un punto de Sebastian Vettel, que en la última vuelta ha vivido un auténtico drama al tener que realizar una inesperada parada en boxes.

Lewis Hamilton ha dominado la carrera con enorme autoridad. Ha dominado desde una impecable salida y no ha dejado el mando de la prueba ni tan siquiera cuando ha realizado su primera y única parada en boxes. La batalla se ha jugado detrás suyo y ha tenido cuatro nombres propios: Raikkonen, Verstappen, Vettel y Bottas.

Kimi Raikkonen, segundo en la calificación, ha hecho una gran salida y ha podido mantener la estela de Hamilton en las primeras vueltas, mientras que Verstappen y Vettel se han enzarzado en una pelea que le ha permitido al finlandés ganar un terreno crucial para tener una carrera plácida… hasta que faltaban dos vueltas para el final cuando ha pinchado y ha tenido que improvisar una parada en boxes para poder acabar la carrera.

Verstappen ha superado a Vettel en la salida, arriesgando ambos mucho en las primeras vueltas, y el holandés ha quedado delante del alemán, cuyo Ferrari tenía un ritmo sensiblemente superior. Para poderle pasar ha tenido que adelantar su parada después de algunos emocionantes duelos sobre la pista, y al final ha pagado hacer tantas vueltas con el mismo compuesto, que se ha desintegrado en la penúltima vuelta y al igual que Kimi ha tenido que entrar en boxes para cambiarlo. Lo mismo que le ha sucedido a Raikkonen, le ha pasado a Verstappen. Pero mientras Kimi ha perdido una posición, terminando tercero, Max ha sido cuarto, ganando una plaza, mientras que Seb, que era cuarto ha caído hasta la séptima plaza final. Todo un drama en un momento decisivo del Mundial, ya que en Silverstone se cumplía la mitad justo del campeonato. Ahora un único punto separa a Vettel de Hamilton, que es lo mismo que decir que se empieza de nuevo con otras diez carreras por delante. El golpe de suerte de Lewis ha sido asombroso.

Todo un drama para Ferrari en un circuito cuyas características se adaptan muy bien a Mercedes pero que sobre el asfalto los de Maranello habían minimizado los daños. Han sido finalmente los neumáticos los que han marcado diferencias al no aguantar en una temporada que se habían ganado la fama de irrompibles.

El protagonista del día ha sido Valtteri Bottas, que ha remontado desde la novena posición –estaba penalizado en parrilla por cambiar la caja de cambios- a la segunda, con un ritmo extraordinario y mostrándose en algunos lances muy agresivos. El doblete es de gran valor para Mercedes, tanto en lo que hace referencia al campeonato de constructores como en el de pilotos.

Daniel Ricciardo, por su parte, ha sido quien más adelantamientos ha experimentado. El australiano, que salía desde la última fila de la parrilla, ha protagonizado una gran remontada que le ha llevado hasta la quinta plaza final, una posición totalmente inesperada en un trazado en el que es verdaderamente complicado adelantar. El piloto de Red Bull ha superado en las últimas vueltas a Nico Hulkenberg, que ha sido sexto y ha igualado el mejor resultado del año –sexto en Barcelona-.

Lamentar, por otro lado, el enésimo abandono de Fernando Alonso. El asturiano se ha visto obligado a la retirada en la vuelta 34, que reafirma que está viviendo una temporada para olvidar y en la que no mejoran las prestaciones del coche ni su fiabilidad.

Igual suerte ha corrido Carlos Sainz. El madrileño, sin embargo, no ha podido dar ni una vuelta. Ha sido golpeado en la salida por el ruso Daniil Kvyat, su compañero de equipo en Toro Rosso, que le ha destrozado el coche y ha provocado la salida de un coche de seguridad para que los comisarios pudieran recoger los escombros. La sanción de un ‘drive through’ y dos puntos del carnet para el piloto ruso no es un consuelo para Carlos, que igualmente tuvo que abandonar la pasada semana en Austria.