Novedades

CAMIÓN ELÉCTRICO

Tesla presenta el Semi, un camión semirremolque eléctrico

El vehículo será capaz de alcanzar los 100 km/h en cinco segundos y tendrá una autonomía de 800 km.

El camión eléctrico de Tesla.
El camión eléctrico de Tesla.  | MB/LP

Tesla, el fabricante estadounidense de automóviles eléctricos de lujo, ha presentado un camión semirremolque que empezará a ensamblar a partir del  2018, cuyas baterías tendrán autonomía para recorrer unos 800 kilómetros.

El fundador de Tesla, Elon Musk, esta dispuesto a irrumpir en un nuevo nicho de mercado en el que el ahorro de combustible es fundamental. Aunque Musk ha defendido que su camión será un 20% más barato por kilómetro que uno diésel, este último puede recorrer unos 1.600 kilómetros con un tanque lleno, el doble de autonomía que el vehículo de Tesla. Los 800 kilómetros de autonomía suponen un serio hándicap para el éxito comercial del vehículo.

El camión, bautizado inicialmente como Tesla Semi, tiene una cabina simple sin litera, con un espacio en la zona donde habitualmente se sitúa el motor, que ocuparían previsiblemente las baterías. Tendrá cuatro motores, uno por cada rueda.  

PRESTACIONES

En la presentación del camión en Los Ángeles (EEUU), Musk aseguró que podrá alcanzar los 100 kilómetros por hora en cinco segundos sin carga y en 20 segundos con el máximo peso permitido en EEUU, 36.300 kilogramos.

Texto Alternativo

Musk no desveló el precio del camión ni cuándo estará en el mercado, por lo que algunos analistas han restado relevancia al anuncio. Competidores chinos hace ya tiempo que producen vehículos eléctricos como autocares e incluso algunas ciudades como Shenzhen ya disponen de flotas de vehículos. Shenzhen es considerada la 'Silicon Valley' de China.

DISEÑO

El elemento diferencial del camión de Tesla es, como en el caso de los automóviles de la marca, su estilo elitista diferencial y prestaciones fuera de serie, además de una aerodinámica muy estudiada. Tiene un diseño interior futurista, con el asiento y el volante centrados en la cabina y dos pantallas a los lados del volante en lugar de retrovisores de cristal. Quizá demasiado espartano y no pensado para desplazamientos muy largos. Además será semiautónomo, sin necesidad de intervención del conductor en la mayoría de los recorridos.

Texto Alternativo

El camión de Tesla puede tener otros problemas en comparación a los diésel para los transportistas, como el peso de las baterías eléctricas, que reduce la carga total que pueden asumir sus camiones.