Novedades

alfa romeo stelvio

Afa Romeo Stelvio: A todo gas

El SUV italiano es el primero de la marca y directamente planta cara a modelos como el Porsche Macan, el Jaguar F-Pace y toda esa banda.

El nuevo Alfa Romeo Stelvio, un Alfa de pura cepa.
El nuevo Alfa Romeo Stelvio, un Alfa de pura cepa. | motor

No vamos a ocultar que cualquier producto que salga de una firma tan deportiva como Alfa Romeo suscita toda nuestra atención. Máxime si se trata de un producto primerizo.

Antes que nada, el Stelvio es un SUV muy atractivo. Por ejemplo, y como viene siendo la nota habitual en Alfa Romeo, destacan detalles de diseño por encima de otras cosas. Como el paragolpes delantero, con esa calandra tan “Alfa” y ese frontal tan afilado y bonito. La estética es, desde luego, tremendamente agraciada. El Stelvio llama la atención tanto o más que un Porsche Macan o un Jaguar F-Pace. Júzgalo tú, claro, pero ahí está.

Texto Alternativo
El estilo 'Alfa' del Stelvio es inconfundible. | ALFA ROMEO

La comercialización del Stelvio se ha iniciado y su precio se colocó en 44.800 euros. Aunque la gama en general cuenta con tracción total conectable automática (Q4), hay uno que es trasera. El cambio es un automático de 8 velocidades por convertidor de par que va muy bien.

Los niveles de acabado son Stelvio, Super, Speciale y Quadrifoglio Verde. Este último solo para el más potente. Además existe, durante la primera fase de comercialización, y por tanto con carácter temporal, el First Edition, que se asocia a la versión de 280 caballos de gasolina y tiene un extra de equipamiento.

Texto Alternativo
El interior del Alfa Romeo Stelvio, listo para enamorar | ALFA ROMEO

Va bien servido en cuanto a propulsores y gama de potencias se refiere. Si bien entre los diésel llega este mes un 2.2 turbo de 150 CV  (más asequible, por un precio de 37.119 euros), ya está a la venta la versión de 180 caballos con este mismo bloque, a la que sigue otra de 210 CV. De ahí saltamos a los gasolina.

Texto Alternativo
La versión Quadrifoglio verde es la guinda del pastel. | ALFA ROMEO

El primero es un 2.0 turbo de 200 caballos, seguido de otro que alcanza ya 280 CV y, la guinda del pastel, el QV de 510, del que hablamos en un recuadro aparte. De todos ellos, el diésel 2.2 turbo de 180 caballos es el único que podrá pedirse con tracción trasera si se desea, aunque también será la única opción del de 150 CV que llega en junio. Como es lógico, la gama irá completándose poco a poco y no todas las motorizaciones están disponibles con todos los acabados.

Lo que es cierto es que desde el motor menos potente el Stelvio apunta maneras. Es ágil por chasis y suspensiones, y es directo por dirección, frenos y cambio. Es todo un Alfa Romeo que, a medida que escalamos en potencia, ofrece un dinamismo esplendoroso, con una estabilidad en carretera intachable. Falta, como siempre, una prueba más a fondo, pero las primeras impresiones son más que satisfactorias.

UN ALFA MUY AUTÉNTICO

Si por fuera, y aunque es el primer SUV de la marca italiana, es todo un Alfa Romeo, reconocido por sus formas y acabados, por dentro pasa lo mismo.

El interior es muy agradable, lujoso y con mucho estilo. En general, los materiales tienen una gran calidad. Y la postura de conducción es óptima. Hay mucho equipamiento, aunque puedan echarse en falta algunos elementos. A cambio, y aunque moderno por dentro, el Stelvio no lo deja todo al servicio de la pantalla central, tan de moda ahora para hacerse con muchas funcionalidades. Gratamente, tiene botones exteriores para cuestiones tan básicas como la climatización.

No le falta tampoco el botón DNA de la marca, que permite elegir nuestro modo de conducción (Dynamic, Natural, Advanced Efficiency), modificando electrónicamente ciertos parámetros.

Texto Alternativo
El botón selector del modo de conducción | ALFA ROMEOA

En definitiva, el Stelvio es uno de esos coches que, además de ser primicia por ser el primer SUV en Alfa Romeo, puede considerarse una obra de arte andante, eficaz en carretera y que levanta pasiones. Muy “Alfa”.

Consulta las fichas del Alfa Romeo Stelvio en Motor Zeta.