Historia

SEAT 600 Y MII

6 diferencias en 60 años al volante

El paso del Seat 600 al Mii refleja la evolución de los automóviles durante las últimas décadas.

Seat 600 y Seat Mii
Seat 600 y Seat Mii | SEAT

Con el paso del tiempo, todo cambia. Hace 60 años, el Seat 600 dio respuesta a la movilidad de aquella época. Hoy en día, el Seat Mii tiene el mismo cometido que el 600 tuvo entonces. Con un tamaño similar, estos dos vehículos urbanos han ofrecido mil y una posibilidades a los conductores a lo largo de los años, con eficacia y solvencia. Ahora, el 600 cumple su 60 aniversario y nosotros repasamos las singularidades de este par de modelos, pero también las 6 grandes diferencias entre dos épocas y dos maneras distintas de conducir.

1. El triple de capacidad del maletero. La capacidad del maletero del 600 era de 68,5 litros. El del Mii es tres veces más grande. Sin embargo, el limitado tamaño del 600 no era un impedimento para que las familias numerosas se desplazaran a cualquier destino con todo el equipaje necesario para pasar unas buenas vacaciones.

2. Puertas que se abrían al revés. Una de las singularidades más curiosas del 600 es que las puertas se abrían al revés, es decir, hacia adelante. Ahora se nos hace rarísimo pensar en un coche cuyas puertas se abran de este modo.

3. De no llevar cinturón a los sistemas de seguridad más modernos y avanzados. Los primeros 600 no llevaban cinturón ni reposacabezas. En cambio, el Mii, además de incorporar estos dos elementos, también cuenta con cuatro airbags y los sistemas y asistentes de seguridad más avanzados como, por ejemplo, el de frenada en ciudad.

4. Girar el volante, cuestión de fuerza. Aparcar un 600 no era moco de pavo, pues se necesitaba fuerza para girar el volante. Ahora, el Mii permite que los movimientos sean suaves y ágiles.

5. De 40 a 16 horas para fabricarlo. Para fabricar un 600 se empleaban más de 40 horas, mientras que para fabricar un Mii se necesitan tan solo 16 horas de media, a pesar de ser mucho más complejo.

6. Del coche que puso a un país sobre ruedas a un coche para el día a día. El 600 supuso la llegada masiva de los turismos a España y cambió por completo la movilidad de la clase media, permitiendo a familias enteras irse de vacaciones. El Mii, por su parte, nace como vehículo urbano capaz de afrontar también un largo viaje, consumiendo casi la mitad que su antecesor.

TEMAS: Seat