Adelantos

Volvo XC40

Volvo XC40: Sentido y sensibilidad

El SUV de acceso de la marca sueca llegará en febrero con una oferta mecánica de dos motores.

Volvo xc40
El modelo ofrece la mejor tecnología de Volvo. | VOLVO
@xperezgimenez

Volvo lleva unos años ofreciendo una aportación de indudable calidad a toda su gama. Tras la entrada de Geely en el accionariado de la compañía, la revolución se ha instalado en los modelos de la marca sueca. El próximo mes de febrero los compradores del XC40 recibirán las primeras unidades en España, aunque el modelo ya ha pasado por nuestras manos. Se trata del SUV compacto de acceso a la gama de Volvo (XC40, XC60 y XC90), un coche que se instala en el segmento de moda incorporando toda la tecnología disponible en las estanterías de la compañía.

El Volvo XC40 está desarrollado sobre la nueva plataforma CMA, un elemento que también le permitirá afrontar la electrificación (probablemente en modo de híbrido en 2019 con una potencia entre 220 y 240 CV, y posteriormente con un eléctrico puro), circunstancia ineludibe para todas las marcas en los tiempos que se avecinan. Mide 4,42 metros de largo y su batalla es de 2,70 metros, eso implica que hay un buen espacio en el interior. Las plazas traseras son amplias y recuerda mucho a su hermano mayor el XC60.  

MUY PRÁCTICO

Los asientos muy cómodos con un excelente nivel de acabados. El salpicadero es muy sencillo de diseño, con un cuadro de instrumentos totalmente digital y una gran pantalla vertical. Incluye numerosos huecos para depositar objetos, incluyendo una práctica mini-papelera extraible bajo el reposabrazos delantero. El maletero tiene una capacidad de 460 litrosno lleva rueda de repuesto y en su lugar hay un gran hueco para depositar objetos.

El equipamiento es muy completo, tanto en acabados (Momentum y R-Desing) como en elementos de seguridad y ayuda a la conducción. Incorpora el sistema Pilot Assist de Volvo Cars, City Safety, la atenuación de salidas de la calzada, la protección en caso de salida de la calzada, la alerta de cruce con freno automático y la cámara de 360 grados de imagen cenital, que ayuda a los conductores a maniobrar su vehículo en plazas de aparcamiento difíciles.

CUATRO MOTORES EN 2018

Mecánicamente llegará al mercado español en febrero con dos motorizaciones, una diésel D4 con 190 CV y otra de gasolina T5 con 247 CV. Está previsto que a partir del mes de julio de 2018 también llegue el motor que configurará el acceso a la gama, un diésel de cuatro cilindros D3 de 150 CV y tracción delantera, así como un tricilíndrico de gasolina D3 también con 150 CV.

Todas las mecánicas del nuevo XC40 disponibles en su lanzamiento son automáticas con un cambio de convertidor de par de ocho velocidades. También son de tracción total permanente AWD. Los dos propulsores cuentan con un selector de modos de conducción que incluye las opciones Comfort, Dynamic, Eco, Individual y Offroad (éste siempre pode debajo de 40 km/h). Estos modos actúan sobre la respuesta del acelerador, la dureza de la dirección y la amortiguación.

Como no podría ser de otro modo, y viendo el estilo mostrado por los competidores en el segmento B-SUV, el XC40 también introduce en su línea de equipamiento el techo de color distinto de la carrocería. Sólo está disponible en color blanco o negro. En el mundo del bicolor, todo es empezar. El XC40 tiene un precio que arranca en 42.220 euros (XC40 D4 AWD Momentum) y llega hasta los 49.349 euros (XC40 T5 AWD R-Desing).

CARSHARING Y PAGO POR USO

El XC40 también ofrece un interesante sistema de carsharing con otros usuarios (pensado para familiares y amigos) a través del smartphone y una aplicación de Volvo. Se puede autorizar el uso de un mismo coche para que lo puedan conducir diferentes usuarios sin necesidad de utilizar una llave física. Se autoriza telemáticamente al usuario durante el periodo de tiempo deseado.

Otra opción es el pago por uso sin tener que comprar el coche. Es un sistema de suscripción que permite disfrutar del coche sin pagar enrada ni cuota final. Son 699 euros al mes durante dos años y un máximo de 15.000 kilómetros anuales. Con todo incluído (menos el combustible, claro). Hay que adaptarse a los nuevos tiempos.

TEMAS: Volvo